sábado, 30 de diciembre de 2017

가슴이 아파

Me duele el corazón.

Este último año ha sido muy intenso. Como una montaña rusa. Y mi corazón duele de todo lo que ha pasado, de lo malo pero también de lo bueno. El problema es lo rápido que ha ido todo, sin tiempo para acostumbrarme. El año se me ha hecho largo y corto al mismo tiempo.

Y las cosas malas no eclipsan a las buenas, pero, joder, necesito un respiro. Incluso el elástico vence y se puede romper. Yo no sé si mi corazón es de goma, de piedra o de algodón de azúcar. Sólo se que me duele, que me gustaría dormir y que ojalá dejara de doler o la gente dejara de decir cosas que duelen y fuera un poco más cuidadosa con él. Al menos por un tiempo. Cuando se recupere volverá a ser capaz de soportar tanto como antes. Pero, sólo por un tiempo, ojalá que dejen de hacerle daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)