miércoles, 1 de mayo de 2013

Para leer recomiendo: "Demian" de Hermann Hesse

El señor Hesse... el maldito señor Hesse... Me gusta demasiado.

El escritor de panaoias por excelencia.

Como anuncié hace como medio año, leí "Demian". Intento hacer memoria y no soy capaz de recordar de qué va. Mientras lo intento, me doy cuenta de que, en realidad, "Demian" no iba de nada. ¿Iba del chaval llamado Demian? ¿Iba de un tipo que estaba medio colgado y llevaba encima más hastío vital que tres veces yo en mis malos momentos? ¿Iba de homosexualidad?... No tengo ni idea. Sólo recuerdo que, mientras lo leía, en el tren, andando por la calle, debía contener mi expresión facial para que no se contrajera en una mueca de extrañeza e incomprensión. Tal que así.



En resumen, "Demian" son unas cuantas páginas llenas de paranoia...

...Y lo volveré a leer, por supuesto.

Esta novela es, digamos, una narración de partes de la vida de un tal Sinclaire: un poco de la infancia, un poco de la adolescencia y un poco de la juventud. La parte más normal es la de la infancia. Luego el niño se vuelve rarito, rarito. Digamos que se pretende que su historia gire un poco al rededor de Demian, pero vamos, que no. Que esto es una nivola sin pies ni cabeza. No sé si se supone que Demian es una metáfora o yo qué se. Juro que no me enteré de nada.

Con todo, me gustó mucho su lectura. Le da vueltas extrañas a cosas más bien simples y ese tipo de divagaciones me gusta. Si se me permite hablar del estilo de Hesse cuando ni siquiera me he terminado de leer "El lobo estepario", os digo que Demian es muy de su estilo.

No es un libro para pensar o que te haga pensar por sí sólo. Más bien es, eso, divagaciones absurdas sobre la vida, la sociedad, la infancia, el hastío,... Está bien, la verdad. Es bastante espeso y requiere algo de atención sin obtener ninguna compensación a cambio, pero, para mí, mereció la pena.

Supongo que si os vais a wikipedia o a algún rincón en el que hablen de literatura con más seriedad, encontraréis comentarios de texto mucho más ricos, profundos, académicos y maduros que los pocos calificativos que aquí he puesto. Pero qué le vamos a hacer: estudio ADE y acabaré convirtiéndome en una pija descerebrada. De hecho, creo que cada día me estoy volviendo más tonta.

El tema de "Demian" que más me ha llamado la atención (y que es uno de los principales) es el del dios Abraxas (al que no había tenido el gusto de conocer antes), que se supone que es un Dios que es a la vez el Bien y el Mal. Como podéis leer en esta entrada de wikipedia: "Según Hermann Hesse, en su obra Demian, Abraxas como un dios que une simbólicamente lo divino con lo infernal, lo bueno con lo malo, la vida con la muerte, ese fuego filosofal que une al hombre con la mujer. Venera las dos partes. Es la unión sagrada, es la ambigüedad de la existencia"

En fin, que es una obra recomendable. No mucho, pero sí un poco.