miércoles, 5 de diciembre de 2012

Changes

Hello everybody. This blog is going to change. But, don't worry, I'm not going to start to write in english. Era sólo por acojonar. Además, no sé suficiente inglés.

Pero lo que sí voy a cambiar es la cuenta. Voy a borrar mi cuenta de google, que me tiene hasta las mismísimas narices. Así que a partir de ahora va a publicar y administrar una tal "Silbila Millán". Os va a caer muy bien. Es como yo, solo que con otro nick.

Y ya de paso, voy a cambiar la dirección y el nombre. Esto es importante, así que lo pondré en grande:

¡¡VOY A CAMBIAR LA URL!!

Espero que haya quedado claro. El nombre del blog será "Silbilia" y la url rezará así (a menos que cuando vaya a cambiar me digan que no): silbilia.blogspot.com

No os preocupéis, habrá un tiempo de transición. Pero desde hoy mismo, Saskia se retira para ser sustituida por Silbila.

Y no, no es preocupéis, no es que tenga personalidad múltiple, es que no me gusta que mis cuentas personales se junten con las internáuticas, y entre gmail, blogger, youtube, ¡incluso twitter!, ya no puedo más. Google lo ha unido todo y ya no puedo dar mi dirección de gmail sin que se pueda ver el resto. Mira que lo intento, pero no me veas qué bueno es el maldito. Así que a tomar viento. 

Espero que os caiga bien Silbila (a mí me cae fatal)


...

....

...
...
...


...
...
...


...
...
...


Espera, espera, espera,... Ahora que lo pienso... ¡Esto es el final de una era! ¡De la segunda era de este blog! Ninguno os acordáis de que esto antes era "El blog de Saskia y Ana" porque no estabais por aquí, pero yo sí (pasaba casualmente). Y ahora va a dejar de ser "Saskia-Site" para ser "Silbilia". Wauuu. Joder, qué mal me sientan los exámenes: cada vez que tengo uno importante pasa algo raro en el blog.

En cualquier caso, creo que debemos despedirnos en condiciones. Pero lo único que se me ocurre es poner una canción de adiós que a mí me emociona mucho. 


Pero no os pongáis tristes. Quizá para los exámenes de febrero o los de junio me dé por volver atrás. ¡O QUEMARLO TODO!



Y ya está por última vez. Adiós para siempre.