miércoles, 18 de julio de 2012

Respetar la homosexualidad... ¿En serio?

Hace ya algún tiempo, vi en un vídeo ***ver nota abajo*** (en realidad, sólo el principio) (el vídeo es éste) de YellowMelow en el que algunos le habían pedido que diera su opinión sobre el tema de la homosexualidad, bisexualidad, etc. Y me llamó la atención, como ya me ha pasado antes, pero especialmente viniendo de ella, que surgiera la frase "Yo respeto" tal. U otros parecidos como "Me parece bien", "Opino que tal y que cual..."

Es que me hace gracia lo de "yo lo respeto". ¡¡Como si tuviera que hacerte la ola por respetar algo natural!! Es como decir "Me parece bien que el cielo sea azul". ¿Perdona? Vamos a ver: es así y punto. Si te parece bien, bien, y si no, tienes un problema. Lo escuchas de personas con cuarenta años y ponen un tono que parece que dice "¡Mira qué tolerante y abierto de mente soy!"

Yo entiendo que han sido criados en una época en la que todavía no era considerado normal y ni siquiera aceptable y que por lo tanto ya es un reconocible esfuerzo librarse de esos prejuicios que a mí me parecen tan... chorras, como son todos los prejuicios. Pero, joder, es que estamos tan atrasados en cuanto a lo que ES natural y lo que ES CONSIDERADO natural: incultura, violencia, suciedad,... Ahora resulta que la tolerancia, en vez de ser algo tan inculcado en nosotros mismos que ya empiece a perderse el sentido de la palabra, es algo admirable de encontrar. Qué bien.

Hasta aquí el pensamiento que ocupa más de 140 caracteres.

Pero continúo un poco con el mismo tema.

Esto viene a que he estado escribiendo una entrada en mi cabeza. En ella comentaba algo sobre las relaciones de pareja y me dí cuenta de que la mayoría de las veces soy poco "políticamente correcta". Es decir, que lo pienso y lo escribo todo desde mi punto de vista de una quinceañera hetero. Sí, mi madurez mental en el campo es de 15 años y pienso más o menos así: "Osea, tía, ese chico me mola un montón. ¿Crees que se fijará en mí? ¡Está mirando, está mirando! ¡No mires! ¡Ah, ha pasado de largo! Eso es que me odia. ¡¡Soy horribleeee!! T_T" Bueno, algo un poco menos patético. Pero sólo un poco. Bah, soy patetiquísima.
Total, que al corregirme mentalmente (tipo "novio" por "pareja") me pregunté si yo misma pertenezco al grupo de los que "respetan" y del que me quejo.
Para más inri, llegó de repente a mi memoria una entrada de Arte-Literario (la entrada es ésta) en la que preguntaba si daríamos a leer a nuestros hijos libros con temática LGTB (o como leches se escriba). Yo por supuesto, dije que, en el hipotético e improbable caso de que me reprodujera (la adopción está descartada: nadie obligaría a un niño a tenerme a mí como madre), sí lo haría con la intención de que tuviera la mente lo más abierta posible. La mayoría de las otras respuestas estaban cortadas por el mismo patrón. Pero había una que me llamó la atención (el nick es "Nimphie Knox"): la muchacha hizo notar que la mayoría de las respuestas partían del supuesto de que los hijos fueran a salir heteros y no contemplábamos la posibilidad de que no lo fueran. Y dije: "Hostias, es verdad". Y me pregunté: "Saskia, ¿eres una hipócrita de mierda?" Y me respondí: "¿Y qué más da si de todas formas no vas a tener hijos? Y me respondí: "Sí, bueno, pero es que a nosotras lo que nos gusta es el cinismo, no la hipocresía. No debemos cruzar esa línea" A lo que salté: "¡¿Pero qué nosotras ni nosotras?! ¡¿Desde cuando somos dos?! Anda y déjame ya que al final sacas un trastorno bipolar pero de verdad".

Ahora en serio. Quiero que entendáis, como ya he explicado, que en el tema relaciones soy una ególatra niña de 15 años. Así que si alguna vez soy políticamente incorrecta, reíros de mí y ya está. Es que aún no controlo muy bien el cambio de "Sólo escribo para mí misma" a "Hay personas en el mundo que saben que existo y estarán ahí para leer lo que escribo y juzgar y opinar sobre el qué y el cómo".

Y ya está.


***Nota: actualización del 8/8/12*** Al parecer, lo del vídeo me lo he inventado. Acabo de volver a verlo y Melo no dice nada de eso. Se ve que mi recuerdo del vídeo estaba bastante distorsionado y creía recordar que había dicho eso. Pero no. Lo siento.

miércoles, 11 de julio de 2012

Varias cosas muy importantes: quedada, encuestas, confesión y una película

¿Sabéis de esas personas que tienen tanta mala suerte en la vida que se te hace difícil pensar cómo es posible que siga teniendo fuerzas para seguir viviendo? Casi todos conocemos uno o varios casos de alguien que no es capaz de levantar cabeza, que cuando sale de una le cae otra y la mayoría de las veces sin haberse repuesto lo más mínimo de la primera o incluso de forma simultánea. Por ejemplo: conozco el caso de una mujer a la que en muy poco tiempo se le murió el marido, el padre, la madre y sus dos hijos mayores. U otro, en el que una mujer me contó que su marido se pasó toda la puta vida trabajando de sol a sol para llevar adelante a su familia y justo cuando podía parar, descansar y disfrutar de su cosecha... se muere.
Son cosas que en el fondo crees que nunca te van a pasar, pero aun así das gracias de que no te haya tocado a ti.
Pues bien, eso es lo que me está pasando a mí. Mi vida es jodidamente horrible. Vaya mierda de diecisite y dieciocho años que he tenido; y en lo poco que llevo en los diecinueve, parece que la cosa va a seguir igual. Vaya porquería de juventud. Si le doy gracias a algo es a ser como soy, porque de ser diferente, quizá no sería capaz de seguir adelante. Pero lo peor es mirar a mi alrededor y ver que muchos de los míos están pasando también por otras penalidades. Que encima una no puede regocijarse en su autocompasión, sino que debe poner una sonrisa (ésta que tanto odio y que hace que me duelan los músculos de la cara) y hacerle creer a los demás que nada de lo que les pasa es lo suficientemente grave como para que la vida deje de merecerse una sonrisa.
En estos casos, tener una imaginación fastidiosamente desbordante también ayuda, porque te hace pensar en cosas peores. Siempre puede ser peor. Siempre. No creas lo contrario, porque la vida se lo tomará como un reto y puede ser muy cruel.
Quiero deciros esto porque... os aprecio mucho por todo el cariño que me dais, y quiero que disfrutéis de sea lo que sea que tengáis. A pesar de todo, hay que ser feliz. Gracias a todo, hay que ser feliz. Que nunca nada ni nadie os haga dejar de desear que haya un mañana en el que seguir disfrutando de cada pequeña cosa. Porque no olvidéis que hay gente que lo está pasando jodidamente mal. Pero mal a niveles que vuestra imaginación no ha llegado a alcanzar.
O bien, si también lo estáis pasando tan mal que en vez de "pasando", lo estáis sufriendo, quiero deciros, como bien me dijo un día Ghost, que "nunca llovió que no parase". Hay que ser fuertes y no dejarse hundir por nada. La vida, como L, tiene dos reglas: 1) Todo tiene solución. 2) Si no la tiene, volver a la primera regla. Y ya está. No hay más remedio.



Ahora hablemos de cosas más alegres:

¡Hay una quedada bloggera en Sevilla!

El próximo viernes, día 13, en Plaza Nueva. La cosa es que a los que leemos blogs juveniles sobre literatura nos da mucho coraje encontrarnos en muchas ocasiones con eventos literarios que ocurren en Madrid, lejos de donde vivimos. ¡Y basta ya! Tenéis toda la información aquí, que Cucaracha ha hecho un resumen bastante estupendo. Yo creo que Sevilla es la mejor opción, no sólo porque me quede a minutos ni tampoco porque así aprovecho y me acerco a la facultad a ver las notas de Historia de una maldita vez, sino porque es la que mejor comunicada está (o eso creo).
Os recomiendo a todos que vengáis. Aún recuerdo la única quedada de este tipo a la que he asistido con motivo de la salida de Sinsajo y he de decir que fue maravillosa. Me lo pasé genial y conocí a gente tan estupenda como Cucaracha, Natalia, Antarinith,... La verdad es que fui muerta de miedo: era la primera vez que pisaba Sevilla sola y además no conocía a nadie. Pero valió la pena. Aquí tenéis una crónica hecha por Sandra. Y menos mal que Natalia borró su blog y con ella una imagen de la peor foto que me han echado en mi vida (y eso es mucho decir) T_T
En serio, hay que ir. Yo me voy a perder un fin de semana en la playa por asistir. Bueno, a eso y a un cumpleaños que tengo el sábado. Y, bueno, también otro que tengo ese mismo día por la noche (aunque no tengo muy decidido que vaya a ir). Y, bueno, también porque no tengo muchas ganas de ir (no por la playa, sino por la gente). Pero que no, vamos, que yo esto no me lo pierdo seguro. ¡Estoy ansiosa!


Ahora las encuestas. ¿Cuánto hace que están ahí?

Las dos primeras son un poco chorras. Simplemente quería poner una encuesta y no se me ocurría ninguna. 


En serio, ¿Nesquik? ¡¡¿NESQUIK?!! ¡¡¿QUIENES SON LOS RESPONSABLES?!! ¡¡FUERA AHORA MISMO DE MI BLOG!! 



En cuanto a la próxima película que comentaremos (que, por cierto, podéis seguir comentando en la anterior), hubo un empate, como podéis ver:



¿Qué pasa entonces? Pues que por twitter pregunté y la primera en responder fue mi prima (una de las dos que eran mencionadas por mí a menudo):


Yo en ésta no voté. La verdad es que no sé por qué habéis votado Mulán. Ya me diréis qué tiene de machista esa película. Lo más lógico hubiera sido escoger La Cenicienta o La Bella Durmiente, que son de la primera generación. Pero en fin, vuestros caprichos son órdenes =P

Sobre la encuesta que acabo de poner, ¿qué os parece? A mí me gustan mucho. Pero sólo los animes. No soy de manga, porque leí uno y daba la mala casualidad que era de las CLAMP (si no las conocési, ya hablaremos de ellas), así que... Dije que una y no más. Si yo soy de Ibáñez de toda la vida, ¿me vas a poner a mí a leer en blanco y negro y de derecha a izquierda?


La confesión es... he vuelto a tomar ColaCao. Pensaréis "Pero, ¡Saskia! ¡¿Cómo puedes ser tan hipócrita de haber contestado nuestros comentarios hoy mismo y ahora saltar con eso?!" Y yo contesto: "A ver, estoy depre y mi madre me ha comprado un bote y seis litros de leche. Echadle la culpa a ella". Hay que ser malo en esta vida. Pero de verdad que el ritmo es mucho menor. Sólo me tomo dos vasos (de los míos) diarios o menos y en cuanto se acabe el bote no compraré más. Pero, de todas formas, y como ya he expresado en alguna de las respuestas, lo mío no es adicción verdadera, sino sólo un enganche débil que simplemente necesita ser sustituido por otras cosa. Me pregunto qué será lo próximo



Y, por último, la película.

Se trata de "El amor es lo que tiene". A mi amiga Anita estuvo a punto de darle un chungo cuando recitó algunas de sus películas favortias que no habían sido vistas por mí, entre las que se encuentran "El diario de Noa" (no me matéis, no me matéis, no me matéis por favor), "Memorias de harmony" y ésta.
Es una película que trata, básicamente, sobre la estupidez humana y lo monísimo que es Ashton Kutcher.
No, va, en serio. Es una película muy chula porque no va de la típica historia de amor, sino que es a la vez más fantasiosa y más realista. Fantasiosa porque, en sí, es imposible. Realista porque... es la pura realidad. Yo me entiendo.
En serio, es muy recomendable.



Y... emm... bueno, yo creo que ya está. Un día de estos (quizá dentro de un rato, quizá dentro de una semana) me pondré con lo de Mulán y espero que esta vez toméis más partido, que con Bella sólo han hecho acto de presencia Tomate y Amanda.

Chaito.

PD: espero no haberos deprimido con el inicio del post. Yo lo estoy, pero no quiero pegarlo como un refriado. Sonreid :D