miércoles, 27 de junio de 2012

Valorando las películas Disney: La Bella y la Bestia

¿El infierno? Eso es una mariconada. En Sevilla tenemos temperaturas más altas y la tortura de los canis. Insuperable.


La apertura del debate parece haber sido todo un éxito. En sólo dos meses ha tenido más de 500 visitas y 12 comentarios (bien extensos) sin contar mis respuestas. Vamos, que estoy en una nube. Estoy flipada. Estoy poniendo caras raras y dando palmaditas. Que me ha hecho mucha ilusión, vaya. Y además voy a poner un par de citas:

(....)a veces hay personas que sólo quieren finales realistas, porque están decepcionadas por algo y quieren "abrir los ojos" al resto: que en la realidad no existen príncipes azules, que tus sueños es muy probable que jamás se cumplan...Y...no sé, eso no está bien. La gente tiene que tener sus sueños (...)Amanda_309

Y mi favorito:
¡Carajo! Vaya prosas os habéis currado entre todos.daniel
Si podemos sacar algo en claro, es que Tomate se tiene que buscar un aliado para defender su postura. Te he encontrado una, pero no estoy segura de si al final se pasará o no. 

Antes de empezar, quiero comentar una cosa: tengo una amiga (la posible aliada de Tomate) que en la asignatura "Género" han dado esto del machismo. No sé a qué viene esa asignatura en Enfermería, pero bueno... El caso es que, no recuerdo bien por qué, exclamó que qué machistas eran las películas Disney y casualmente puso el ejemplo de La Cenicienta, porque limpiaba y el de Bella, porque aunque quería leer no le dejaban. En el primer caso la respuesta es simple: limpiaba porque era una sirvienta. Si no mira qué bien se lo montaba su familiastra, que eran todas mujeres. El segundo... ¿te has dado cuenta, Anita, que precisamente por eso Bella es un buen ejemplo? En fin, que me sonaron a frases aprendidas, los típicos argumentos de folleto propagandístico.

Bien, empecemos:



Os presento a Bella. No sé si de Isabella, de Bellatrix o simplemente Bella. Es una muchacha alegre, soñadora y apasionada por la lectura. Su mayor deseo es vivir aventuras. Es muy diferente del resto de su aldea y por eso la tienen un poco apartada. Es responsable, sensata y me atrevería a decir que bastante instruida. Quiere mucho a su padre y, en resumen, es buena gente. 

Yo creo que es un buen ejemplo. Una buena heroína. Quizá tenga un poco de mal genio, pero creo que lo saca cuando no tiene más remedio. Además podemos ver su buen criterio cuando rechaza a:


Gastón, un capullo engreído y un asqueroso machista. Es rudo, maleducado y más tonto que la tía a la que se le salió el cable del auricular del móvil en mi examen de microeconomía (lo oyó todo el aula menos el profesor; yo le iba a dar ya una colleja, porque me tenía de los nervios). Se cree atractivo e irresistible y por alguna extraña razón quiere casarse con Bella. Y no sólo eso, pretende, el muy iluso, que una vez casados ella se convierta prácticamente en una sirvienta. En un mujer florero, vaya. Total, que el tipejo representa el machismo y es "el malo".
¿Moraleja? Gastón tonto, machismo caca. Si quieres un florero, acércate a un chino.


Después la cosa se pone chunga: el caballo del padre aparece sin éste. Bella se interna en el bosque, demostrando un gran valor, para buscarle y es así como descubre que se encuentra encarcelado. Es más, para sacarlo de allí le planta cara a una pedazo de bestia impresionante, con unos colmillos como sables y le dice que se intercambia por él. Qué quieres que te diga, eso no lo hace cualquiera. Ni siquiera por un padre. Hay que tener mucho coraje para aceptar por propia voluntad el perder tu libertad y todos tus sueños.


Después tenemos a Bestia. No nos confundamos. Al final puede que sea un príncipe encantador, pero no nos olvidemos de que es otro capullo integral. Su aspecto físico no es más que un reflejo de su interior. Recordad cómo se ganó el solito la maldición:

¡¡Y la que lió cuando el padre de Bella cogió una rosa!! Madre mía. 

No sería hasta después, gracias al ejemplo de Bella, que entendería que debía ser más amable y educado. Se puede decir esa frase cursi de "El amor lo cambió por completo".

¿Qué escenas podemos comentar?

Quizá la del rescate, que es lo que todo el mundo odia: la princesa es rescatada por el príncipe. Buff, qué aburrimiento. Bestia asusta a Bella, Bella decide que no aguanta ni un minuto más y se larga, se encuentra una jauría de lobos (los lobos van en jaurías, ¿no? ¿O en manadas?), Bestia la salva, se desmaya y Bella, en vez de aprovechar para escapar, decide quedarse y ayudar. Es lo justo, ¿no? Y después tenemos la discusión (me encanta esta escena por cómo se le mueve el pelo a Bella cuando Bestia le grita):
¿Podemos ver misoginia aquí? Sí: por una parte, la culpa de que Bestia haya sido herido es de Bella; por otro lado, la posición de Bella en esta escena, de rodillas y en el suelo, parece sumisión. 
¿Comparto esa visión? No. Si alguien salva a alguien esa es Bella a Bestia. La escena de los lobos no es más que una prueba de que Bestia se ha deshecho de un poco de su egoísmo. Y además: no es un hombre quien salva a una mujer. ¡Es una pedazo de bestia parda! Vamos, que a mí me parece muy significativa. 
En cuanto a esa escala (fijaos bien en el final del vídeo) en la que se ve a la Bestia el más alto, luego a Bella y  luego a la servidumbre, he de admitirlo. Lo que es, es. Pero... ¿cuántos os habéis dado cuenta? Que lo haya hecho yo, que la estoy medio analizando, vale. Sin embargo, no creo que una mente infantil haya visto eso o le de algún significado. Tenerlo, lo tiene. Al fin y al cabo hay gente que cobra mucho por esos pequeños detalles. Pero, en fin... Le concedo un minipunto a Tomate. 

Llegados a este punto, se me paró la película. u.u Así que he tenido que recurrir a la memoria. Esa misma que me ha traicionado en el examen de micro... Maldita memoria selectiva, que sólo sirves para dejarme en evidencia.

—Memoria, ¿qué dices? —Que no hay ninguna otra escena medio digna de mención —Ya, claro, tú que vas a decir. —Deja que lo comenten ellos, que a mí ya me has explotado suficiente durante el último mes y medio.

Bueno, pues ahí queda eso.

¿Por qué escogí ésta película? Porque hace no mucho me vino una mosqueada Margarita (en blogger, "Estrella Azul") quejándose de que, una vez más, había tenido una brillante idea que al final resultaba que ya había sido ideada por otras personas anteriormente.

Y es que al parecer: "La Bella y La Bestia defiende el matrimonio concertado". o.O Yo no digo que Jeanne Marie Leprince de Beaumont, el día que lo escribiera no estuviera pensando en decirle a sus niñas que si concertaban su matrimonio, que se aguantaran. Pero dejadme dudar que en 1991, el productor de la película que venimos comentando quisiera transmitir el mismo mensaje.

Porque, ¿cuál es la moraleja de ésta película? ¡Maldita sea! ¡Olvidémosno de que conocemos el significado de la palabra machismo y del concepto!

La belleza está en el interior



Y ya está. No le busquemos los tres pies al gato. 

Qué quieres que te diga: en una sociedad donde la apariencia física lo es todo, este tipo de películas le da un poquito de esperanza a esta patita fea que encima siempre suele dar una mala primera impresión.

Lo del final, lo de que la Bestia se convierta en príncipe no lo voy a volver a comentar porque ya lo hicimos en su día Cucaracha y yo aquí. Y no aceptamos contradicción. Fue una cagada. Lo malo es que si lo hubieran dejado tendríamos que hablar de zoofilia. ¡Ah! Y otra cosa chunga que podemos ver en la peli es lo del síndrome de Estocolmo.  Pero bueno, en realidad Bella podría haberse escapado y sólo se quedó, en principio, por nobleza.

Y ya está. No me pidáis más, que tengo las neuronas requemadas.

Espero vuestros comentarios y que votéis cuál será la próxima.

"Y como siempre digo, si no es Barroco es Barraca"Din-Don


Superando la adicción al colacao: Día 1

Voy a dejar el colacao. Tomarse casi dos litro diarios de cualquier cosa no puede ser bueno. Antes me excusaba con lo de que estaba de exámenes y lo que necesitaba mi cuerpo es cualquier cosa con altas probabilidades de hacerme engordar. Pero ya han acabado y tengo que dejarlo.

El último me lo tomé el día 25 de junio a las 8:05 am. 

Creía que a estas alturas ya estaría tal que así:



¡Pero no! ¡Estoy normal! Tal vez sea porque no me apetece demasiado hacer el puente y dar saltitos. Tal vez sea porque me he bebido una botella casi entera de batido de fresa. Pero el caso es que no me he tomado ningún colacao. Ni un poquito. Y mañana tampoco lo haré, porque me van a comprar una tableta de chocolate blanco... Aaaagrr chocolaaaate... y además blaaaaaanco



Dadme fuerzas

Y ya está

miércoles, 6 de junio de 2012

Jodevidas

Los jodevidas son esas personas que, ya sea con o sin intención, protragonizan una escena de tu vida que te cambiará para siempre.

El jodevidas de hoy va dedicado al profesor de Historia que tuve en 2º de Bachillerato (también lo tuve en primero, pero ese año no pasó nada). A mí, de toda la vida, me ha gustado la historia. Me encanta. Y como asignatura se me ha dado de lujo siempre.

Pero dio la casualidad de que hace dos septiembres, el profesor del que vengo hablando, estuvo corrigiendo exámenes de selectividad. A saber qué clase de barbaridades tuvo que encontrarse para que se quedara traumatizado hasta el punto de querer jodernos la vida a sus alumnos del instituto.

De verdad: tanto nos estuvo jodiendo durante todo el curso que compañeros a los que también les gustABA la historia han terminado odiándola.

Lo mismo me hubiera pasado a mí si no hubiera acabado reconciliándome con ella gracias al profesor de Historia que he tenido este cuatrimestre. No es que sea el mejor profesor del mundo, pero me ha hecho recordar el amor que le tengo a la asignatura.

Todo esto viene a que ya tengo aquí los exámenes y a lo que más miedo le tengo es a... ¿alguien lo sabe? Pues eso. Y me he preguntado: "Vaya, pero ¿por qué ese miedo a Historia? Vale que es mucho temario y el examen tiene pinta de ser completamente frunjidor, pero a ti siempre te ha gustado y además tienes práctica en lo de narrar". Y me di cuenta de que todo era por el cabrón del profesor.

Estos personajes, los profesores, parece que no se dan cuenta de que tienen un papel fundamental en la vida de las personas. Yo me acuerdo perfectamente de cada profesor que he tenido en mi vida. E incluso de algunos de mi hermana. El amor por una ciencia u otra, en muchísimos casos viene de la mano del profesor tal de primaria que... Y, de igual modo, el odio por ellas es, en demasiados casos, culpa de los mismos.

En fin. Ya me he desahogado. Sigo estudiando...