sábado, 11 de febrero de 2012

Estéreo

Paso 1: Consigue unos cascos buenos y grandes, para que te aíslen del mundo.
Paso 2: Pon tu habitación completamente a oscuras y vacía tu mente de pensamientos que estorben.
Paso 3: Escucha tu canción o disco favorito a todo volumen.
paso 4: Dame las gracias.

Puede hayas oído muchas veces una canción, pero nunca la habrás escuchado de verdad hasta que no hayas practicado esos pasos (incluyo el cuarto, yo también le di las gracias a quien me lo dijo). Te darás cuenta de que canciones buenas son más bellas aún. Te sentirás como si los instrumentos estuviesen a tu alrededor. Incluso te emocionarás. De verdad, yo estaba escuchando Sultan of swimg sin prestarle mucha atención, pero llegó un momento en el que la sublimidad de la música me embargó y me eché a llorar. Lo juro. También me pasó que puse un disco que he oído muchas veces y cuya primera canción nunca me había llamado demasiado... Juro que cuando empezó a sonar no la reconocí. Era tan diferente, tan bonita que me pregunté a mí misma cómo podía haberla despreciado antes. Era Take a bow, de Muse. Desde entonces, estoy reescuchando todas mis canciones preferidas. Llamadme exagerada, pero por mis mejillas corrían y corren ríos de lágrimas de felicidad. Se me ponen los bellos de punta y tiemblo de emoción. Lo juro.

El estéreo es lo mejor que he descubierto en tiempo. Es como si el sonido nos envolviera y no perteneciésemos ya al mundo terrenal.

Sé que no es un invento precisamente nuevo, pero como sé que hay quien no conoce la práctica de esos cuatro pasos, desde aquí lo difundo y animo a que animéis a todos a experimentar esa maravillosa sensación de la música abrumándote.

Y ya está

6 comentarios:

  1. Yo lo hago de vez en cuando, y ahora escuchar música sin auriculares ya no me gusta tanto... o la pones a todo trapo (y los vecinos te odian) o no se escucha todo lo bien que debería. Voy a buscar ésa de Muse que dices, que no tengo claro que sepa cuál es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo mismo: desde que escucho así la música, ya no lo hago de otra forma. Además, es que hay canciones que son para escucharlas a ese volumen que linda con el punto de dejarte sordo, y si no, no tiene sentido.
      Pues escúchala, y me dices qué te parece

      Eliminar
  2. Me encanta tu blog, apenas lo descubrí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? :D Muchas gracias. Pues, adelante, paséate por donde te parezca, y no dudes en comentar lo que quieras. Sería un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
    2. Por cierto, puse un link a tu blog desde el mío, espero no te moleste. En la sección de "Blogs de mi agrado"

      Eliminar
    3. ¡Claro que no me molesta! Es más, me siento muy alagada. De hecho... yo también he puesto un link hacia una de tus entradas. La verás la primera en la lista de "Palabras que me gustan", pero con un nombre diferente.

      Eliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)