lunes, 28 de noviembre de 2011

"¿Ya? ¡Pero si te dejas lo mejor!"

Advierto que es posible que repita la palabra absurdo unas pocas veces...

Pondría el enlace, pero es que no me acuerdo de cuál es el monólogo en el que Manu Sánchez dice (más o menos) eso de
"dejes lo que dejes en el plato, para tu madre siempre será la mejor parte. ¿Ya? ¡Pero si te dejas lo mejor de la carne/el pescado/comidas diversas! Yo me he llegado a comer del pescado partes que harían vomitar a un cerdo... pero da igual, porque siempre me dejo lo mejor"
 ¿No os lo han dicho nunca? A mí sí, mucho. Sobretodo con esa especie de moquillo blanco que hay en algunos huesos (¿Anatomía? ¿Para qué?). Y es cierto que, muchas veces, buscando esa parte que es la mejor del pescado, me he encontrado con sabores que no quieres volver a tener en la boca,...

Pero esto venía, no a la comida, sino a la vida en general y a las personas en particular.

Con mucho trabajo y esfuerzo, consigo que la gente se me abra, que me muestre cómo es realmente o, al menos, que me enseñen una faceta que tienen escondida. Y casi siempre, resulta que esa parte es la mejor de ellos. ¿No es absurdo? Sí es absurdo... yo diría que incluso frustrante, darte cuenta de que la gente esconde lo mejor de ellos, lo que los hace especiales, por miedo al rechazo, por vergüenza...

 La única razón que creo que podría aceptar es porque la persona en cuestión, simplemente, no quiera compartir esa parte de ellos. Ello es muy respetable. Pero también muy egoísta xD

Pero no ocurre así. Me parece tan absurdo... Pero, ¿por qué? ¿Por qué hay tantas personas que siempre se guardan lo mejor de ellas mismas en vez de mostrarlo? No es lo mismo que te presentes diciendo "Hola, soy tal y opino lo políticamente correcto, hago lo socialmente aceptado y mis intereses son iguales a los de la gente común, de forma que no me diferencio en nada al resto del mundo" a que me digas "Hola, soy especial, tiendo a saltarme las reglas porque mis convicciones no sólo no se ajustan a las establecidas, sino que las rechazan por completo, me gusta descubrir lo que el mundo puede ofrecerme, y mi pasión es la costura".

Es así y todos lo hacemos. Yo personalmente, lo hago por algo que no voy a explicar, en parte porque sería difícil y en parte porque no lo sé.

Ahora, eso sí, la experiencia, la sensación al descubrir lo mejor de una persona a la que conoces desde hace tiempo, es impresionante.

Qué lástima, ¿no? A saber lo que nos estamos perdiendo,... y todo por razones absurdas...

2 comentarios:

  1. Lo peor son los casos contrarios: la gente que no desaprovecha una oportunidad para gritar a los cuatro vientos las maravillas de su persona. Luego llega la decepción padre, claro está.
    Prefiero la gente que describes. Como tú dices, es un verdadero placer ir conociendo poco a poco los tesoros que mantienen ocultos :P

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia es cierto y yo creo que si, es egoismo pero luego llegar a conocer ''esa parte'' es lo que hace que valga la pena conservar algunas amistades

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)