martes, 6 de septiembre de 2011

Para leer recomiendo: 1984 de George Orwel

   No sé si es suerte o es que, finalmente, he aprendido a escoger qué leer; lo que está claro es que llevo una racha estupendísima: Momo, Como agua para chocolate, ahora éste... Pero lo que sí tengo claro es que he cogido la clave: alternar libros "suaves" con libros "profundos". Momo era a la vez suave y profundo; Como agua para chocolate era suave; y 1984 es muy profundo.

   Hablemos en plata: 1984, de George Orwel está de moda. ¿Por qué? No lo sé. A lo mejor no es así y el problema es que soy una paranoica, quién sabe. El caso es que últimamente lo veo por todos lados. De hecho, estaba en las dos listas que estoy haciendo (la de los 50 libros que leer antes de morir y El Reto). Finalmente, me decidí a leerlo cuando mi prima me vino diciendo que le encantaba y que me lo iba a prestar.

   E ir a cogerlo fue lo mejor que he hecho. Además es una de esas novelas que sabes que vas a leer varias veces a lo largo de tu vida y que cada vez vas a leer un libro diferente.

   Pero, ¿1984? ¿Qué es 1984? ¿Un año? Sí. Lleva ese título como podría llevar cualquier otro, la verdad. Pero no, en serio: "1984" es la gran distopía (ah, quizá sea por eso, como están de moda las distopías a lo mejor...). Aunque ya te digo yo que eso es mentira; esta novela es de terror. Y sé de lo que hablo, que yo he leído a Poe, a Stoker, a... bueno, lo cierto es que he leído poco terror. Pero a mí me llaman la mujer de hielo, de escarcha en las venas, la niña sin sentimientos (juro que me han dicho todo eso) y no me asusto por nada. Pero ésta novela me ha dado miedo. MIEDO.
   Bueno, venga, de qué va. Si se quiere se va a wikipedia o a cualquier sitio y puedes leer qué es una distopía. Y ya sabes de qué va. Lo que diferencia a unas de otras es el modo de gobierno y de control mental. Por lo demás, hasta los sentimientos de los protagonistas se pueden parecer.
   Me mantengo en mi línea: no daré más detalles. Es otra de las novelas (cualquiera, en realidad) que tienes que empezar con los ojos cerrados. Además esta recomendación no es una de las mías sacadas de mi loca cabeza: 1984 es uno de los imprescindibles de la literatura universal hasta el final de los tiempos. Así como lo digo y sin exagerar. Un clásico entre los clásicos sin posibilidad de discrepar.

   Si sigo mi estrategia de suave-intenso, más vale que lea libros insulsos de aquí a navidades, porque si supieras mi reto para el año que viene... puf. Una pista: está en la lista de los 50.

   Y sí, ya está. ¿Qué pasa? ¿Que cómo he podido hacer una entrada tan insustancial sobre una novela tan maravillosa y... tan novela de verdad de las buenas? Fácil: porque no me creo con la suficiente madurez mental como para hacer un análisis de tan compleja obra. Sería una gran tontería por mi parte. Además, últimamente no estoy yo como para hacer cosas no-superficiales.

   Y por poner algo, ya que nunca pongo ni fotos ni vídeos, pues se me ha ocurrido poner éste, que no es que me guste especialmente, pero es que hoy lo he vuelto a ver:

1 comentario:

  1. Me encantó. Y entiendo perfectamente lo de considerarlo novela de terror, hubo momentos en los que a mí también me dio verdadero miedo.

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)