martes, 19 de julio de 2011

El triunfo de un sueño -August Rush-

Una película que me ha gustado mucho.


Mira, que no, que me he pasado media hora intentando contar la película sin contarla y es una pérdida de tiempo. Yo simplemente estaba en el sillón, tranquilamente, en mi salón, zapeando, y me detuve en el canal donde estaban echando la película. No sé por qué la dejé. Supongo que porque la música es una de mis pasiones, y el comienzo (es que lo pillé justo a tiempo) es una simbiosis entre la guitarra eléctrica y el violoncelo. Entonces me quedé y me pregunté qué es lo que me daría la película. Nada más terminar esa musiquilla me desilusioné, porque me encontré con unos diálogos pastelosos e inmediatamente me dije que sería un bodrio. Pero le di una segunda oportunidad cuando empezó a tararear...
En ésta película, la protagonista es la música. Y por eso me ha gustado mucho. Quizá a veces se pase de azúcar, pero, de vez en cuando se puede soportar el visionado de algo así. Tres personajes que se mueven a través de la música, que la oyen y que escuchan lo que les dice; y un Robin Williams sacado de una novela de Dickens.



Repito que me ha gustado mucho y que me he sorprendido a mí misma disfrutando con una película que, en teoría, me debería haber hecho vomitar. (Y además me he vuelto a encontrar con la palabra ripsoda)



Queda recomendada
Chao

1 comentario:

  1. sabes que soy muy floja y comentar me cuesta mucho >.< espero que esto te haga un poco feliz x)
    Te premio con el premio que me premiaste porque la verdad es que escribir tanto y realmente bien hace que te lo merezcas.
    Espero que te vaya todo genial que no se nada de ti mujer... ¬¬
    Besos! Cuídate ^-^

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)