domingo, 31 de julio de 2011

Para leer recomiendo: "Posdata: te amo" de Cecelia Ahern

 Llevo treinta y nueve días de pseudovacaciones. De todos ellos sólo hay uno en el que no me he levantado de mal humor. Este día fue el 29. La cosa fue muy... El caso es que me levanté a los gritos "date prisa que llegamos tarde", como todos los días, sobre las ocho y media de la mañana. Entonces, me senté en mi cama y de sopetón me vino a la mente esta frase: "Hay que ver qué dos novelas más bonitas me estoy leyendo". Y el buen humor me duró bastantes horas. Todo un récord.

 El problema es que "Posdata: te amo" tan sólo me ha durado tres días. Bien, empecemos.

 ¿De qué va "PD: te amo"? Va de una mujer joven que, estando enamoradísima de su marido, se queda viuda.
 Uuuu, qué triste, ¿no? ¿Va de penurias? Sí y no. En esta novela se mezcla el dulce y el amargo de modo que ni el primero nos empalaga ni el segundo nos hace odiar la historia. Creo que la cantidad de ambos es adecuada.
 Vale. ¿Qué más, aparte? Aparte... yo qué sé... Vamos viendo cómo interactúa la muchacha en su nueva situación, con sus amigos y familiares. Y hay muchas escenas graciosísimas.
 ¿Y ya está? ¿No tienes nada más que ofrecerme? Sí... Es que en verdad, toda la trama se desarrolla a través de una cosa que no quiero contar, porque es lo más chuli. Pero, en fin: resulta que el marido de ella (que por cierto se llama Holly), antes de morir, en su agonía, preparó un sobre que le llegaría a ella después de su muerte (de ahí lo de "PD: te amo"). ¡Es que no quiero decir más! Hay que descubrirlo.
 Mmm, parece interesante. ¿Está bien? Sí. Tiene un ritmo ágil (recuerda: tres días, y trabajo por la mañana y por la noche) y situaciones muy divertidas. Se desarrolla en Irlanda.
 Venga, suelta los peros. Principalmente dos: de algún modo, el estilo de la narración me ha hecho los personajes pocos naturales y por eso no han llegado a ser "personas", aunque están más o menos bien definidos; lo otro es que se repite mucho la frase "era la primera vez que me reía de verdad/que estaba alegre/que era feliz". Simplemente he observado que algunas "primeras veces" ya habían ocurrido en capítulos anteriores.
 En conclusión. Es una novela muy bonita, ligera y nos hace pensar (y mí me hizo pensar mucho) sobre la vida, lo efímera e injusta que puede llegar a ser. Vemos un proceso, un cambio progresivo... o no, vemos una historia que no avanza, que es siempre lo mismo, que sólo leemos para saber qué pasa el siguiente capítulo, sin importarnos lo que ha ocurrido en el anterior, porque es lo mismo. Es decir, que, sobretodo, es ambigua: da lugar a muchas interpretaciones.
 ¿Algo más que añadir? Sí: mi personaje favorito es Gerry.

 A mí me la recomendó una compañera de mi exinstituto (qué bien suena), que me ha demostrado tener buen ojo para decidir qué leer y qué recomendar. De hecho, en cuanto termine con Momo, seguiré su sugerencia y leeré "Como agua para chocolate".

 Tengo entendido que han hecho una película sobre esta novela. Pero no la veré. Se acabó. Las película basadas en novelas se acabaron para mí. No me volveré a llevar esas decepciones.

 Y para terminar con algo desagradable: (buscad el vídeo... o mejor no)



 ¡A ver si volvéis ya de vacaciones, que me aburro!

sábado, 30 de julio de 2011

Metal Harry Potter



No words

viernes, 29 de julio de 2011

Otra vez El Cultural de El Mundo

 Me resulto muy curiosa. Me hago gracia:

 Hace unos días despotriqué un poco sobre el suplemento cultural de El mundo. En especial, Igancio Echevarría (de quien he logrado recordar el nombre), me pareció un "rellenador" sin escrúpulos que entorpecieran a tanta jeta.    Y sin embargo, estuve contando los días que faltaban para el siguiente número.      ¿Cómo puedo ansiar leer algo que sé que me va a desagradar? Pues, mientras he escrito la pregunta se me ha venido la respuesta: por criticar al crítico, por volver a hacer una entrada que me gustó tando. Y la satisfacción que me produce creerme superior a alguien con la suficiente trayectoria como para recibir una sección en algún medio.

 Y, ¿por qué he esperado dos números para volver a criticar? Porque el artículo del anterior número a éste (Crítica y pornografía) versaba sobre un tema que desconozco absolutamente (además de que me pareció algo banal) y el siguiente al de la encuesta (El público es el mensaje) me pareció bastante bueno. En realidad, no bueno, pero sí bien aprobado. En esa ocasión hizo una adecuada metáfora y una reflexión también aceptable. Todo, en general, me pareció correcto (si bien no compartía varias de sus opiniones). Pero el caso es que no me sentí con autoridad para insultar el trabajo de otra persona.

 Pero ahora sí...

 La mitad del texto es una anécdota y reflexión sacada de un ensayo de Rafael Sánchez Ferlosio (Nigra sum sed formosa [Soy negra pero hermosa], 2000)

Veraneaba en Sigüenza con su hija y los dos iban a bañarse a diario a una pequeña piscina de cemento precariamente improvisada [...] Allí empezó a llamarles la antención "una muchacha solitaria, como de veinticinco años, que todos los días, indefectablemente, se echaba el sol en un pequeño rellano embaldosado que también nosotros habíamos elegido para el mismo fin". A fuerza de coincidir en tan apretado espacio, termianron por saludarse y cruzar algunas palabras, y se enteraron así de que la muchacha era mecanógrafa y de que disponía de veinte días de vacaciones. "Pues bien -concluye Ferlosio-, no es que la sometiésemos a una constante vigilancia como para poder jurarlo ante notario, pero sí para afirmar con bastante certidumbre que aquella chica se pasó sus veinte días de vacaciones achicharrándose al sol de sol a sol, salvo algún breve chapuzón que se daba entre muy espaciados intervalos, un rato bocarriba, otro rato bocabajo, ahora por el costado izquierdo, ahora por el derecho, bajo el furor del sol, lo mismo que un san Lorenzo en la parrilla, y siempre parmanentemente al sol, tal vez muerta de tedio.

 Bien, quiero que nos fijemos en algunos puntos:

  •  Es de 2000. Han pasado once años, por lo que pierde el sentido de "actualidad", del "ahora" (vamos, que viene poco a cuento). Pero esto no es importante, pues la comparación del "ahora" y el "antes" se refiere a preindustrialización-postindustrialización.
  •  Segundo: "no poder jurar ante notario -¿se le jura a un notario?- pero sí afirmar con bastante certidumbre". Es un preámbulo, un indicio de que se va a generalizar.
  •  Tercero: "rellano embaldosado" y "bocarriba, bocabajo, costado izquierdo, derecho". Me parece que faltan datos: una hamaca, colchón, silla,... al menos una almohada. Si no, lo creo imposible.
  •  Cuarto: "al sol de sol a sol".   ...

 Vale, es una anécdota y además graciosa. El problema es que de un chiste sacan una reflexión, o apoyan una teoría o... No digo que no tenga razón. Es más, estoy convencida de que es sólo una introducción (estoy hablando de lo que escribió Ferlosio) para continuar con su ensayo. Pero aun siendo consciente, me hace gracia el siguiente párrafo:

 A Ferlosio no le parece aventurado colegir que aquella joven mecanógrafa estaba "consumiendo" (no se atreve a decir "malbaratando") sus veinte días de vacaciones "tostando su cuerpo al sol tan sólo porque el intenso bronceado que al fin conseguiría le permitiría demostrar, cuando volviese a la ciudad, que ella también había tenido el privilegio de disfrutar de sus propias vacaciones".

 Un párrafo normal, ¿no? Pero a mí me ha hecho gracia por varias cosas:
  •  Fijáos en qué frase más aparentemente diplomática. Es preciosa: "A Ferlosio no le parece aventurado colegiar". Como diciendo Él tampoco sabe nada de estadística. Eso va "en contra" de Ferlosio. Pero con las palabras entreparentesiadas le apoya, porque hace que parezca que Ferlosio es demasiado cuidadoso, que se refrena (para no insultar) y no dice las cosas como son (yo no hubiese dicho ni consumir ni malbartar; aunque mi público es algo menor, claro). Eso es "bueno" porque es educado y correcto. ¿Me explico? Lo que quiero decir es que veo como una contradicción: parece que no critica pero sí critica, parece que sí critica pero no critica ¿Hace algo en realidad?. ¿Y eso es malo? Ya lo sabrás en el comentario final.
  •  La cita literal de Ferlosio. Yo nunca he jugado a ver pasar la gente e inventarme la historia de su vida; le preguntaré al señor Rafael Sánchez si es divertido. Sí, ya sé (en realidad, sólo supongo) que es sólo una introducción (con indicios para creer que es falsa), pero me da igual. Si es la mejor excusa que se le ha ocurrido, que hubiera pedido ayuda.

 Y ya no puedo seguir poniendo párrafos o frases, porque ya no son cosas aisladas, sino el mensaje en total del artículo. En total, el texto recurre a un ensayo de hace once años (que puede parecerme más o menos acertado; pero como ni lo he leído ni lo voy a leer...) para decirnos que la gente se pone morena para aparentar mayor estatus social (que en la edad contemporánea se clasifica por el dinero). Supuestamente, en nuestras cabezas moreno es sinónimo de vacaciones y vacaciones sinónimo de dinero. Pues mira, se me acaba de ocurrir mirar quién es Rafael Sánchez Ferlosio y en la lista de cosas que es (escritor español -novelista, ensayista, gramático y lingüista.-; ahí es na') no dice nada de sociólogo. Pero vale, supongamos que es cierto, que Ferlosio ha dicho la más pura realidad: no me importa, porque el ejemplo que ha puesto echa para atrás. Nos ha mostrado una caricatura. Si la anécdota fuera cierta, la ilación es una generalización y un juicio injusto, pues la muchacha podría tener mil razones para  hacer lo que hizo (aunque es verdad que yo también habría pensado que es idiota).   ... (se me está pasando la indignación, y la imaginación y las ganas de escribir decaen).

 Y bueno, ya se delira completamente cuando se leen las palabras "dictadura el ocio". Mafia me vale, pero, ¿dictadura? Es un oxímoron como la copa de un pino.

 Que si para un tal Adorno (supongo que Theodor W. Adorno, "Teoría Estética" 1970) "El bronceado actúa como un elemento más del control obligatorio social a que está sometido el llamado tiempo libre" (otro caso de trabajo con unos cuantos años ya, si bien, por su naturaleza, pueda adoptarse como referente).

 Casi rematando, Echevarría dice:
 (Continuando la cita del párrafo anterior) Éste sería, en realidad, bastante menos libre de lo que parece. Y no sólo porque viene impuesto por la lógica del trabajo (que tolera las vacaciones como una inevitable etapa de "refresco" destinada a optimizar el rendimiento del trabajador), sino además porque la libertad a la que se remite no deja de ser, en buena medida, una "libertad organizada", "coactiva".
 Por favor, necesito sinónimos de generalización porque empieza a ser repetitivo.

 Supongo que yo no valgo mucho como ejemplo de contraargumento, porque a la vez soy la excepción a todas las reglas y todas se confirman en mí. La pregunta es ¿Por qué no estoy morena? Razón una: porque soy hija de mi madre. Razón dos: porque llevo todo el verano trabajando (da la razón a la teoría económica). ¿Por qué quiero broncearme? Porque tengo un color casi enfermizo. No blanco tiza; más bien trasparente, siendo más amarillos los lugares donde hay más piel y más roja donde es más fina. En cualquier caso, mis piernas dan asco y prácticamente hay que ponerse gafas de sol para que no te de el reflejo en la cara (motivo estético). Por lo demás, no me gustan las pieles excesivamente morenas. Y otra cosa: yo no lo he vivido, pero tengo entendido que antes (antes de mis recuerdos) estar moreno era casi una obsesión; yo sólo he visto eso ahora en pocos casos aislados. Es decir, que creo que este artículo va unos años atrasados.

 Vayamos cerrando con la conclusión:
 No resulta impertinente hacer estas consideraciones un día como hoy, víspera, para muchos, de unas ansiadas vacaciones. Por otro lado, no sería de extrañar, al paso que vamos, que el ocio forzoso de tantos millones de parados que pasan sus "lunes al sol" terminara por poner de moda nuevamente la piel blanquísima.
 ¿? Estoy empezando a considerar que los redactores de la revista de mi exinstituto (qué bien suena) son bastante buenos, que llegarán alto en la vida. Porque yo leo esto, me dicen que lo ha hecho alguno de ellos y me lo creo. Quizás piense "Vaya, escribe muy enrevesado  para tener entre quince y diecinueve años", pero no más. Por lo tanto, los chavales de mi instituto plagado de contaminación cani, serían capaces de publicar en el el suplemento cultural de El Mundo.

 ¿Le falta razón al artículo? No lo creo; lo cierto es que me ha convencido. De hecho, yo tengo ya tan interiorizado que el ser humano no es libre, que cualquier cosa que me digas que actúa como elemento de control social, me lo creeré.

 Lo que me indigna es encontrarme esto en... esta... revista. Con razón la sección de llama "Mínima molestia". ¿Qué ha hecho aquí Igancio Echevarría? Pues ha visto que llegaba agosto, ha pensado un tema que tiene que ver con el verano y ha recordado un ensayo que, por lo que podemos leer, no tendría el por qué habérselo leído. ¡Es que no hay nada! Yo no puedo ver un artículo que habla de una anécdota que escribió otro, de las reflexiones y conclusiones de otro sobre un tema del que no tiene el por qué ser experto y una divagación digna de mí y del resto del Estado de la bloggosfera gobernado por muchachos adolescente que empiezan, como quien dice, a leer, y no indignarme. ¡Yo también quiero ser escritora de tonterías como ésta! Ea, un par de paridas al mes y clinclin (porque no creo que lo haga por amor al arte).

 Y voy a ponerlo, porque cuanto más lo leo, menos me lo creo:

 Ténganlo en cuenta, queridos lectores, antes de freírse.
 Y buen verano.

 Tu padre.
 ¿Qué ha dicho?  Mira lo que dice este hombre con nombre y apellidos (que tiene que ser importante porque tiene nombres y apellidos y un montón de premios españoles que se rigen por la profesionalidad y son un tongo nunca han sido sospechosos de fraude) y esa otra persona de la que sólo te pongo su divertido apellido. Tú por si acaso, ten cuidaíto. Por favor, si parece sacado de un monólogo de Manu Sánchez. ... "Mínima molestia"...
 Echevarría, ole tus huevos.


Nota 1: creo que no he sido muy contundente en los argumentos.
Nota 2: he señalado la palabra "sólo" porque me encanta ver que los "escritores" la siguen usando con su tilde cuando corresponde (a pesar de que, según creo, ya en 1999 se medio eliminó). Al final me va a caer bien y todo.
Nota 3: acabo de mirar quién es Ignacio Echevarría y no sé si avergonzarme o indignarme aún más.
Nota 4: Artículo completo
Nota 5: por culpa de Nota 3 (vergüenza) ahora me veo como una estúpida niña engreída.
Nota 6: por culpa de Nota 3 (indignación) ahora me pregunto otra vez qué memoles hace falta para ser "buen escritor".
Nota 7: ¿Espera Echevarría que la gente a la que dirige ese consejo lea su artículo?


 Pero esta entrada se llama "Otra vez el Cultural de El Mundo", no "Los huevos de Igancio Echevarría".

 Resulta que me vuelvo a encontrar con un Daniel Arjona con "Las mejores bitácoras literarias". Y, nuevamente, no he reconocido a los que nombraba (ni a uno). Pero al menos ésta vez voy a darme un paseo por algunas de ellas a ver qué tal. ¡Ah! Y, por supuesto, las palabras gongorinas fácilmente sustituibles para su mejor comprensión.

 Por fin me he encontrado algo que reciclar en La papelera de "Juan Palomo": un chiste que me ha hecho gracia: segundo párrafo hasta "Arte y  y fe"

Y termino con una crítica doble. ¡¿Crítica doble?! Sí, doble. Porque Marta Sanz lo flipa un poco en este comentario. Se le va la pinza y no deja muy claro a dónde quiere llegar (mira, como una que yo me sé). Y es doble, porque sirve como crítica a mí. Las palabras de Sanz nos invitan a pensar (bueno, en realidad te invita a cerrar la revista, pero bueno) si es ... ¿lícito? que los ignorantes sobre un tema opinen sobre él. Yo muuuuuchas veces pienso que no, que si no sabes de un tema, ¿qué podrías a portar? Pues mejor callarse. Pero otras veces, me llegan las ganas de escribir mi opinión sobre un tema que desconozco pero sobre el que una parte de mí piensa que soy digna de opinar, y, entonces, no puedo reprimirme. Y esta entrada es el mejor ejemplo: ¿cómo puedo yo opinar sobre el trabajo intelectual de un hombre del que sólo he leído unos pocos párrafos? Demuestro entonces que yo tampoco sé nada de estadística.

Y ya está, se me han quitado las ganas de protestar por algo tan ajeno a mí.


Hacía tiempo que no montaba una tan larga, ¿no? ¡Y sin imágenes!


jueves, 28 de julio de 2011

Nuestro tiempo es corto

Ahora estoy leyendo "Momo" (Michael Ende) y "Posdata: te quiero" (Cecelia Ahern). ¿Se parecen en algo? Yo creo que en nada. Sin embargo, los dos tienen algo en común: nos están enviando el mismo mensaje. De forma diferente y con distintos motivos, pero el mismo, al fin y al cabo.

Momo (no voy a poner nada que reviente ninguna de las dos historias) nos pone en el extremo del "ahorrismo" del tiempo. Nos dice que dejar de perder el tiempo en nuestras pequeñas satisfacciones personales, es como perderlo de verdad, como perder literalmente tu tiempo de vida. Nos quiere transmitir que cada minuto de ocio que no usas como tal, es perderlo de tu vida.
PD: te quiero, comienza con una esposa desolada por la prematura muerte de su marido. Ella ha puesto su cuerpo en modo vegetativo y su mente se dedica al dolor, a los recuerdos y a las reflexiones. Una de éstas es la que versa sobre lo que no ha vivido su marido. Varias veces se pregunta si ... más bien, se da cuenta de que él no disfrutó de muchas de las cosas que querría haber experimentado. Ella no acepta, no concibe que se haya acabado su tiempo. Como si todos tuviésemos que vivir una cantidad mínima de años y a su esposo lo hubieran estafado. No, no me explico bien. Digamos que se da cuenta de que no sabes cuánto tiempo tienes y que en cualquier caso es corto; se da cuenta de que "hay que vivir cada día como si fuera el primero y el último"; que nuestro paseo por aquí es efímero y debemos aprovecharlo al máximo, no gastarlo en peleas, problemas y "precauciones".

¿Al menos he dado una idea de lo que va corriendo por mi mente desde esta tarde?
Esta noche estaba en el pringadero, quejándome para mis adentros sobre la nube negra que se cierne sobre todo, pensando seriamente en leer algo de Shopenhauer,... Desde fuera me pedían que me diera más prisa con las comidas... y claro, me puse a pensar. Es cierto que iba lenta si lo comparaba con la velocidad que puedo llegar a alcanzar antes de la línea de "peligro: nervios"; pero lo que ocurría es que le estaba dando a cada cosa su tiempo, una detrás de otra, poco más que preocupándome de que la comida fuese tragable. Quizá, si hubiese ido más deprisa, habría descuidado eso. "Vísteme despacio que llevo prisa". Y total, que empecé a pensar en mi situación, en mi modo "saskia: malhumorada", en mi desánimo. Y me recordé que la vida es corta, y me pregunté por qué estaba allí a disgusto.

Lo que quiero decir es que me doy perfecta cuenta de que no estoy viviendo una vida plena. De hecho, tengo privaciones con el fin de poderla disfrutar luego; como si lo que pierdo ahora fuera a recuperarlo más tarde... cuando no es cierto, ya que el tiempo es uno de esas cosas de usar y tirar: una vez lo has tenido no lo volverás a disfrutar. Sé que lo hago, que lo hacemos, porque creemos que es rentable. Por ejemplo: me paso mi juventud estudiando para tener una madurez tranquila y "libre". Al fin y al cabo, casi todos tenemos el chip de "quiero recoger, así que voy a ponerme a sembrar".

Bah, sé que es una tontería con poco sentido; simplemente quería intentar poner en palabras lo que me ronda últimamente por la cabeza.

Y tengo otra pregunta más en la cabeza: en La Bella y la Bestia, las tacitas pequeñas eran niños hermanos del rubito que sale al final, ¿no? Todas las tazas menos el travieso estaban en su correspondiente armario. Mi pregunta es: cuando volvieron a ser humanos ¿qué pasó con esos niños? Pobre mueble...

Chaillo

martes, 26 de julio de 2011

¿Cómo va mi espera?

 Hace tiempo hice una reflexión sobre la angustia que supone la espera un suceso malo. Yo estaba esperando tres sucesos.
 Dos de ellos eran quizá algo banales para mucha gente, pero para mí eran bastante importantes. El que tenía menos probabilidad de salir mal, salió bien. No estupendamente, pero al menos bien. El otro, no. Ha salido como yo sabía que saldría. Quizás algo peor. Pero ya lo he aceptado y tan sólo me quita un poco de alegría.

 El malo malo, parece que va a peor. Sigue siendo igual de malo malo; lo que es peor es la espera. ¿Por qué? Porque si sabes que va a ocurrir algo malo en una fecha determinada, puedes medir tu angustia en días. Pero cuando esa fecha se pospone indefinidamente... el final se vuelve indeterminado... ¿A qué te aferras? Ya ni siquiera sabes cuándo va a pasar. Ni siquiera tienes esa seguridad ante tanta incertidumbre. ¿Y qué hacer? No sé. Quizá, seguir esperando.

sábado, 23 de julio de 2011

El calcetín suicida (Mariasun Landa)


Un viejo calcetín, que lleva una vida aburrida en uno de los pies de su dueño Plinio, se lanza desde el cuarto piso para ver mundo. Y porque se arriesga a morir comienza realmente a vivir. Conocerá a otros personajes, vivirá situaciones apasionantes, correrá aventuras inesperadas y hasta se enamorará. "Porque la vida es breve, pero puede ser ancha"


 Es un librillo muy divertido. Para niños de unos diez años, pero gracioso a cualquier edad. Acompañaremos a un calcetín que empieza a conocer el mundo y disfruta de cada pequeños detalle.
 Lo único que no me ha gustado (repitiendo: es completamente imposible que no encuentre algo malo) es que el ilustrador sea Federico Delicado, con quien ya me he encontrado antes (El dragón canelón). No me gustan sus dibujos, porque son un poco... siniestros...y muy marrones.

 En serio, hace mucha gracia. Si lo pilláis, dedicadle quince minutos.


(...) empecé a sentir una especie de cosquilleo extraño, que me estremeció a lo largo y a lo ancho... (...)
 -¡Rata asquerosa! ¿Se puede saber cómo te atreves a...?
 -Help! Help!
 Era una rata inglesa o, al menos, sabía inglés, Sí, ya sé que es un poco extraño que una rata hable inglés, pero mucho más raro es que un calcetín vasco la entienda. 

martes, 19 de julio de 2011

El triunfo de un sueño -August Rush-

Una película que me ha gustado mucho.


Mira, que no, que me he pasado media hora intentando contar la película sin contarla y es una pérdida de tiempo. Yo simplemente estaba en el sillón, tranquilamente, en mi salón, zapeando, y me detuve en el canal donde estaban echando la película. No sé por qué la dejé. Supongo que porque la música es una de mis pasiones, y el comienzo (es que lo pillé justo a tiempo) es una simbiosis entre la guitarra eléctrica y el violoncelo. Entonces me quedé y me pregunté qué es lo que me daría la película. Nada más terminar esa musiquilla me desilusioné, porque me encontré con unos diálogos pastelosos e inmediatamente me dije que sería un bodrio. Pero le di una segunda oportunidad cuando empezó a tararear...
En ésta película, la protagonista es la música. Y por eso me ha gustado mucho. Quizá a veces se pase de azúcar, pero, de vez en cuando se puede soportar el visionado de algo así. Tres personajes que se mueven a través de la música, que la oyen y que escuchan lo que les dice; y un Robin Williams sacado de una novela de Dickens.



Repito que me ha gustado mucho y que me he sorprendido a mí misma disfrutando con una película que, en teoría, me debería haber hecho vomitar. (Y además me he vuelto a encontrar con la palabra ripsoda)



Queda recomendada
Chao

lunes, 18 de julio de 2011

Adivina adivinanza

Estaba consultando una cosa sobre Colin Firth. Al poner "Colin" en google, me salió en la lista de posibles "Colin Farrel". Y yo pensé: "¿Quién es Colin Farrel? Lo he oído mucho, pero no le pongo cara. Voy a ver quién es". Al  darle a "imágenes" se me despejaron las dudas. Todas: la de quién era y la de a quién me sonaba el actor ese que ya había visto en un par de películas. Quizás es que yo sea muy de buscar parecidos, y seguro que nunca estarían de acuerdo aquellas personas que estén interesados en algunos de los dos. Pero, para aquellos que no sean el caso: ¿seríais capaces de decirme quién es Colin Farrel y quién Juanes?

Bah, es una chorrada, pero me hace gracia pensar que podrían haber sido separados al nacer jejeje... "tú a Irlanda y yo a Colombia".

Nota: no vale darle a la foto para ver qué nombre aparece en la url, que este concurso no tiene premio.

1.-


2.-

3.-


4.-


5.-



6.-

7.-


8.-

9.-

10.-




Vaaaaale, son lo suficientemente diferentes, no es muy difícil. Además tiene truco... Pero me lo he currado, ¿no? ¿No me merezco al menos un comentario? 

Hasta luego


domingo, 17 de julio de 2011

Puedes morirte sin: ver Mansfield Park (2007)

Qué desastre. Hay que ver el daño que hace una mala actriz protagonista a una película. Hay que ver cuánto daño hace un guión desastroso a una película. Hay que ver el daño que hace una mala dirección a una novela preciosa. Hay que ver cuánto mal le hace a un personaje un actor desagradable.

Ni siquiera he terminado de verla. Llegó el momento en el que ofendieron irrevocablemente a la novela y una escena más tarde me di cuenta de que esta película no podría aportarme nada (además de náuseas).

Ficha técnica de FilmAffinity.

Es la peor adaptación de una novela que he visto nunca. Bueno, no, Eragon es peor.

Yo lo sabía de antes. Cuando estuve buscando imágenes de la portada de la novela para la entrada que le dediqué, vi la carátula de la película y la reconocí por haberla visto en varios blogs dedicados a Austen. Pero jamás imaginé que se trataría de ella. Cuando la "reconocí" como a Fanny Price me dije que era imposible. Era demasiado diferente. Lo que cambiaba no era un simple color de pelo, un simple paisaje, un cambio drástico de vestuario, no...

Miradla. Mirad su cara y su pose. Yo le veo una expresión dura. La veo y pienso que esta película va de traición, intrigas, cosas feas, rencor. Me la imagino como a una chica dura y enérgica.
Nada que ver con la original Fanny Price: menuda, enfermiza, buena, quizás algo triste, pero demasiado humilde como para que se le traduzca en la expresión de la cara.
La primera descripción se ajusta perfectamente a lo que veremos en la película. Pero si la comparamos con la segunda... algo falla.

Billie Piper es lo contrario a Fanny Price. Le da un aire muy enérgico, nada vulnerable. No vemos timidez ni recato. Pero como el papel le exige timidez, se traduce al guión con falta de frases. "¿Cómo es posible? ¿Por qué la protagonista de la película que estoy viendo me da sensación de que sería capaz de poner en su sitio a cualquiera, de que podría matar con la mirada y sin embargo está siempre callada, mira y obedece? ¡Si además no tiene razones para estar callada!". Eso es lo que pasa: que lo hace mal y encima no lo suplen con nada, ni con alguna explicación de mierda ¡Falta información! ¡Muchas escenas y poco argumento!. La caracterización de este personaje es absolutamente decepcionante. Además le hacen hacer cosas sin sentido, como comportarse como una niña chica. ¡Una niña chica! ¡A la que tendría que ser una de las personas más maduras de la casa! Y podría seguir, lo que ocurre es que la parte bien entrenada de mi cerebro que me impide pensar en cosas desagradables bloquea el recuerdo de algo tan malo.  ¡Y estoy muy irritada!, porque es un insulto a una novela que tanto me ha gustada, un insulto contra un gran personaje.

¿La cara de Blake Ritson no os resulta desagradable? A mí me parece una cara grasienta. Sus labios forma una mueca constante. Parece el malo de cualquier película. En ésta imágen, concretamente, me parece un salido. Pero, en cualquier caso, guste o disguste, no es el apropiado para encarnar al héroe de una novela romántica, cuyo perfil de lector es el de fémina joven. Ya me pareció que no era adecuado para encarnar a Mr. Elton en "Emma", pero, al menos, era un papel más secundario (que también realizó de una forma horripilante). Es el peor Edmund Bertram imaginable. Eso físicamente; pero es que en cuando a actuación, es aún peor. No hace más que corroborar lo de antes con sus expresiones raras, cuando no está completamente tieso. Hace una pareja perfecta con Piper: los encuadraría perfectamente en un cubo de basura. ¡Pero qué asco! ¡No hay peor manera de cargarse un personaje! Horribile, horrible...

Y el guión... no hay palabras

Y ya está, se me han quitado las ganas de comentar una película tan mala. Yo me he quedado espeluznantemente indignada, con las palabras vaya, puta y mierda en la boca, todas juntitas, una detrás de otra. Es plana, sin emoción, sin interés alguno, sin transporte a mil ochocientos y pico. Una metedura de pata en toda regla.

Maldito calor. Me hierve la sangre y se calienta la leche que tomo, con lo que se me agria y se pone mala. Y así de insoportable llevo más de una semana.
Chao.

jueves, 14 de julio de 2011

Comentarios y frases de búsqueda

   Vale, me estoy empezando a cabrear. Será que yo, de tanto escribir entradas largas, he cogido mucha habilidad en las manos, y por eso, escribir a ordenador me parece sumamente sencillo cuando al resto de la humanidad no le parece lo mismo. Eso explicaría la ortografía sms y cosas como que no me dejen comentarios cuando alguien busca explícitamente MI blog. ¿O es que estas frases de búsqueda dejan alguna duda?:

¡Hasta con tilde en Pérez!



   Esa pedazo de trozo es copiado de la entrada sobre "El último Elfo" que hice ya algún tiempo. ¿Cómo es posible que alguien tenga esas frases guardadas? Mi hipótesis es que algún niño no tenía ganas de escribir un resumen del libro, lo copió, y ahora el profesor en cuestión está comprobando si es copiado o no. Es lo más lógico que se me ocurre.


  Esto de las frases que se ponen en google para que aparezca mi blog es sumamente divertido. Yo, algunas veces me quedo flipando. Una vez me vino nosequé de Lucía lapiedra. Estos son los que más se repiten:


Esas, y sus derivados, son las que más se repiten, que madre mía cuántas maneras diferentes hay de escribir  dorian gray, mike shinoda, marina, piolin y saskia. Las hay graciosas, como:

  • Pijos y pijas disfrazados de perroflauta tocando los timbales y los cojones
  • obra para leer la saskia
  • gracias Dios mio por tu amor y la cirujía de saskia
  • actriz porno mas hermosa wikipedia
  • No soy un fulano con la lagrima facil de esos que se quejan solo por vicio si la vida se queja le meto mano y si no aun me excita mi oficio y como ademas sale gratis soñar y no creo en la reencarnación con un poco de imaginación partire de viaje ense...gu 
  • "freaking out" enloqueciendo
  • en su despedida de soltera borracha y se durmio
  • "susana griso" hipnotizador
  • VER EL CULO A SASKIA (se ve que tengo nombre se actriz porno)
  • lucia la piedra en plena accion (éste es el que decía)
  • bote de pastillas
  • gitanito nick
  • ese chico que no volvi a ver (no sé por qué piensas que lo vas a encontrar en google con esas palabras)
  • "al oír una conseja de aparecidos" significado de esta expresion (pues no lo sé, lo siento)
  • cual es el capitulo de entre fantasma donde un chico muere por un golpe con una pizarra
  • sanlu
  • hablar con mi elfo (:S)
  • como enamorar a un macarra (¿en cinco pasos o en diez?)
  • dorian gray se enrollo con una vampira (¿es que me salté esa parte?)
  • mavi göz
  • fotos den la atris de crepusculo y de que lesden
  • dibujos de tres niños ninguno tonto y nadie
  • se la follan y le derriten una vela en el culo
  • como leer un liro en 1 dia (siendo yo, pero esto no esta al alcance  de todos)
  • "la hechicera que dio comienzo a la historia" (creo que se han equivocado de blog, eso es de Blog de una cucaracha)
  • saskia site podremos ver a Marina y Lin hablando sobre todos los temas posibles. Desde gatitos hasta alielígenas terminando en la destrucción del mundo (otro copiado)
  • camisetas fumar
  • maldita sea xq tiene q ser asi
  • primero el culo
  • porque mi profesor se sorprende cuando hice bien el examen
  • pronombre demostrativo (¿me has confundido con la RAE?)
  • mi primer arcadas
  • frases al amor platonico del instituto (aquí no)
  • ??? ?? ?????
  • amables.com+saskia
  • "amatista tallada" euros
  • saber cosas sin antes haberlas aprendido (sigue soñando)
  • gifts animados+interrogacion
  • no tengo foto pero mi mama dice que soy lo mas de lindo
  • frases de los q segre cristiano y son demas de pecadore
  • camisetas graciosas de matrimonio
  • fielros olleros
  • que a guisa de postres de la frugal cena que acabábamos de consumir es metáfora?
   Y más que te dejan con la cara rara. ¡Ah!, y otra cosa que se repite mucho es "Natalie Portman" junto con "la duquesa". ¡Que no es Portman! ¡Que es Keira Knigtley!! Más quisiera la otra...

   Por esto me gusta repasar las palabraas de búsqueda, porque se vez en cuando te llevas alguna sorpresa, como que hay más gente a la que no le gusta el tal Ruescas.






miércoles, 13 de julio de 2011

Un vistazo a "El cultural" (suplemento de El Mundo)

ATENCIÓN: este post contiene una mala interpretación de un artículo de Ignacio Echevarría. No lo voy a cambiar porque el tipo me sigue cayendo fatal y me hace gracia meterme con él. Pido perdón por el fallo. Ya está


    Mi norma es no leer periódicos (y sus derivados). Pero al ver la palabra "libros" en una revista, mi voluntad se desvanece. Y qué horrror...
    Más concretamente, aunciaba un artículo sobre los libros este verano. Decía esto:
Libros sin clases. Órdago veraniego de las editoriales de infantil y juvenil para salvar un mal curso.
    Y ahora, una sarta de tonterías... Yo no sé en qué mundo vive Daniel Arjona, pero no en el de internet. Yo sigo algunos blogs que hablan básicamente de libros, y no sigo más porque se repiten. Uno tras otro, la red está infestada de las mismas portadas y los mismos autores, conque, siguiendo cinco o seis variados, con suficiente diferencia entre sus autores, puedo saber, más o menos, cómo va la cosa (aunque me interesen muy poco realmente los libros sobre los que hablan, porque todos me parecen iguales). Pues bien, de toooda la cantidad de autores del artículo, sólo he reconocido a cuatro: Serra i Fabra, Ana Alonso y Javier Peligrín (contados como uno) Albert Espinosa y Laura Gallego (pero muy de pasada). Y además remencionaban a Harry Potter (que resulta que, como ya lo tiene todo el mundo, pues se ha dejado de vender, que la gallina de los huevos de oro se ha ido). Lo que quiero dejar claro es que el tal Arjona ha dicho cosas en las que he encontrado poca realidad y muuuucha tontería. ¡Ah! Y muchas palabras raras fácilmente sustituibles por otras de más habitual uso. Pero, en realidad, sobre el tema este, no me echo mucha cuenta porque la probabilidad de que sea yo la equivocada es alta (pero eso no aumenta la credibilidad de El Mundo).
    Después también viene algo sobre Unamuno, de quien Santos Sanz Villanueva habla como si fuese un principiante con talento.

    Pero hoy, dejando que se me pasase la indignación y tras varios días, he vuelto a cogerlo. Lo he visto ahí en la mesa, con ese dibujo tan bonito de ¿acuarelas? y me he dicho: "Venga, dale otra oportunidad". Craso error. Tras leer el primer párrafo lo he aporreado contra la mesa y pedido un mechero para quemarlo.

    Semanas atrás, con motivo de su número 1000, el suplemento cultural de ABC, publicó una encuesta sobre "los títulos fundamentales del siglo XXI" (www.abc.es/especiales/20-anos-1000-numeros/index.html). La encuesta consultaba a "veinticinco de los más destacados escritores actuales", se sobreentendía que en lengua española y residentes en España (casos de Rodríguez Fresán y Juan Gabriel Vásquez, los únicos latinoamericanos). De sus respuestas se supone que cabía hacerse una idea representativa de lo que en general leen y aplauden los actuales escritores españoles (y escritoras, aunque sólo sean tres la consultadas). Me propongo, en atención a los resultados, deducir una pocas observaciones.

   Todo literalmente (faltas gramaticales incluidas).
   Hay cinco cosas en ese texto que están mal (a parte de las faltas).

  • Empezamos por "ABC", que es malo de por sí. 
  • Seguimos con "siglo XXI". El ver "siglo" con toda sus letras ya nos indica que el artículo estará lleno de "relleno".  Pero fijaos en el contexto: "lo más del siglo XXI". ¿Nadie más se ha dado cuenta de que llevamos tan sólo once años de siglo? ¿O es que el señor Igancio Echevarría tiene una bola mágica y ya sabe que el resto del siglo se rige por estos once años? ¿O es que es cierto que el mundo se acaba el año que viene? Que pesaítos se ponen con "lo mejor de este siglo". Ya tenemos coche del siglo, canción del siglo, obra del siglo, crisis del siglo, fiesta del siglo, gilipollez del siglo,... ¿Alguien sugiere más?
  • "Veinticinco". En estos momento es cuando una servidora se siente poderosa, se siente Sherlock Holmes (no por lo de la drogadicción, sino por lo de, a partir de una milésima parte, deducir el total). Puedo afirmar con bastante seguridad que Echevarría no ha estudiado Estadística. Querido, si querías alguna credibilidad, tendrías que haber suprimido lo de "veinticinco" ¿Sólo yo opino que es una muestra un tanto pequeña?
  • "Más destacados escritores actuales". ¿Según quién? Excepto a Juan Marsé (de quien sólo he oído el nombre) yo no conozco a ninguno de los nombrados (aunque creo, me suena, el tal Zúñiga, pero no sé si es por saber de él como escritor o por el libro ese de "Yo Robinson Sánchez, habiendo naufragado", de Eliacer Cansino). Destacados... ya, claro,... Aunque, dando alguna licencia, puede ser que se traten de autores de una literatura ajena a mí. Pero ni aun así.
  • Y por último, la patada final a la credibilidad del autor: "y escritoras". No entiendo la moda ésta de incluir el femenino aparte del masculino (estilo padres y madres, alumnos/as,... que no hacen más que provocar fallos en el texto; ¿alguien me puede decir qué hacemos con "taxista"?). Cuando dice "escritores" yo puedo deducir que también se incluyen mujeres, porque el castellano es así, porque el masculino alberga el femenino, y punto. "Es que el castellano es una lengua muy machista". Pues sí, qué le vamos a hacer, el castellano tiene más años que el feminismo y yo lo asumo, porque no me perjudica.¿Y qué tiene que ver esto con la credibilidad? Pues que mientras más culta sea una persona, menos cuenta le echa a estas modas sin sentido. Si al menos fuese un cambio necesario (como no le faltan a este idioma). 
   Éste último punto se puede complementar con otras cosas por el estilo a lo largo del texto. Y podrás pensar: ¿Y ésto se merece, según tú, ser quemado? Pues sí, qué quieres que te diga.
   Y hay más rosas: califica a "sus escritores destacados" gente de gustos de "lector medio más o menos culto" (:S) e incluso llama reiteradamente despistado a uno de ellos (Longares).
   Pero el remate final es éste:

   Si esto es lo que una representación de "destacados escritores actuales" da por más relevante de la literatura mundial en los últimos once años, no hay muchos motivos, se diría, para esperar que su propia literatura nos brinde demasiadas sorpresas ni menos aún genuinas novedades en al menos los once años venideros.
   No es difícil imaginar qué lodos pueden salir de estos polvos.

   En este momento no sabía si reír o llorar. Osea, que como sus "escritores destacados" no tienen los mismos gusto que él, son malos y lo van a seguir siendo. Yo me quedo flipada. A esto se le llama rellenar páginas. Espero que Echevarría no pretenda marcar un antes y un después en la historia de la crítica literaria, porque anda que...



  Pero, ¿sabéis qué? Que no me importa nada ahora mismo. Nada puede hacerme infeliz en estos momentos, porque... ¡¡¡Tengo internet en mi casaaaa!!! ¿Se puede ser más feliz? ¡Ah!, y me han aceptado del tirón en la segunda opción (lo sabía, no me ha sorprendido).

¡Seguiré por aquí a menudo, wuajaja!

sábado, 9 de julio de 2011

La abadía de Northanger (película de 2007)

 

     Pues ya la he visto.
    Yo opino que no está mal. En algunas partes se ha mostrado muy fiel y en otras no tanto; en algunas cosas a superado a su predecesora y en otras a perdido.



    En primer lugar, me parece importante criticar el guión de la protagonista, Catherine: al no reforzarse la idea de la inocencia de la muchacha, más parece tonta (que lo es) que lo otro. No inocente de haber recorrido poco mundo, sino de pureza de mente, de incapacidad para pensar mal de las posibles intenciones de otras personas.
    ¿Y cómo iban a recalcar más la inocencia de ella? ¿Poniéndole una cara más joven y más diálogos enternecedores? No. Yo creo que lo que sobra son esas escena medio eróticas: una chica inocente no lee novelas góticas y después, en sus sueños, tiene orgasmos ¿?

    En los decorados tengo un conflicto: en unas escenas, la peli del 2007 gana (la abadía, la casa de los Morlan, algunos paisajes,...), y en otras, gana la del 86 (la ciudad de Bath, otros paisajes, etc.). Los trajes me tienen que gustar más los de la más reciente, porque... bueno, porque supongo que adaptan la moda de entonces a la de ahora de forma que sin salir de entonces, sea aceptada en los gustos de ahora.
     Algo que cabe destacar, es la banda sonora. No porque sea buena, sino porque, en contraste con la anterior, hay un cambio tan grandioso....
    Y poco más, la verdad. Ya dije en el comentario de la novela que no era una gran historia, por lo que si le quitamos la pluma de Austen, la cosa decae.

    Y ahora pasemos a un análisis más exhaustivo de los personajes:


Catherine es interpretada por Felicity Jones. En esta ocasión la vemos más normal que en la película anterior. Destacaría la actuación de la actriz, quien no lo ha hecho nada mal; sin embargo, considero fácil el papel (mostrarse soñadora, extrañada y sorprendida, básicamente). ¡Ah! Y vaya poderosa mierda de dobladora. Ya me he encontrado antes con ella y no sé quién es, pero ya me encargaré de que se quede muda.


Henry Tilney no me puede caer bien. Para empezar, es clérigo. Encima es inteligente, lo que agrava más lo de clérigo. Después, resulta que acaba con la corta de entendederas de Cathy (¿sabéis que la palabra spoiler significa "alerón"?), con que es más despreciable. Lo de pedante, yo lo respeto, porque si puede, ¿por qué no? Pero no me vale que sea pedante delante de Cath, que es bajar mucho el listón. Que sí, que será buena chica, pero en una batalla intelectual, pierde. Extenso etcétera. Su guión no está exento de fallos pero tampoco hay cosas que no sean imperdonables. Me dolió un poco eso del "roce en la cara", pero bueno, había que darle más toques comerciales, es comprensible. En cuanto al actor, J. J. Feild, no le he visto muchos fallos salvo (es absolutamente imposible que yo no vea algún fallo en cualquier cosa) falta de arrogancia en algunos puntos. Más que arrogancia, altanería. Vale, son palabras muy sinónimas y a lo mejor no veis la diferencia (para mí la tiene). Me refiero a que, sobretodo al principio, Tilney es un hombre extraño (hablando desde el punto de vista de la novela), de quien no sabes exactamente las intenciones. No sabes si se ríe con o de, si todo para él es juego o si cada paso le puede ofender. Y esto se ha visto en la película, pero a veces, demasiado de soslayo.

   Me he pasado toda la película, cada vez que ésta mujer entraba en escena, pensando en quién era. De qué me sonaba. La había visto antes, pero, ¿dónde? Me dije que en Orgullo y Prejuicio, pero me quité la idea de la cabeza no sé muy bien por qué. Pero sí, finalmente, esta actriz, Carey Mulligan, también hizo de Kitty en la mencionada película. Y, joder, vaya diferencia. No lo ha hecho nada, pero que nada mal. Su actuación sólo se ha visto limitada por el guión (es que, a ver, si le quitan las sutilezas de Austen, esto se cae, se cae en picado). Y... pufff, poco más cabe destacar. Por supuesto su escena en la cama SOBRA. Eso ha sido una licencia del director que vaya, vaya... ¿He mencionado que hace de Isabella Thorpe? No le encuentro tacha memorable; sin embargo, no se impone a la anterior, pues Cassie Stuart me pareció magnífica. Empatadas.

    Os presento a William Beck. Un adecuado John Thorpe. Nada memorable excepto su cara de malo. Tanto, que en cuanto lo vi pensé "¿No ha salido éste en algún capítulo de Embrujadas?". Y me quedaré con la duda. Y nada que mencionar.




    Y nadie así que llame la atención. La verdad es que la peli pasa sin pena ni gloria. No se merece el calificativo de mala, pero no se puede evitar notar que es una película de serie B. Recuerdo que quería comentar algo más, pero se me ha olvidado, para variar.



    Pero, ¿en definitiva, qué? En definitiva es fiel a la novela. No por su contenido literal ni por una representación calcada de los personajes; simplemente creo que quien vea la película puede hacerse una idea bastante aproximada de la novela. Y lo más importante, es que realmente hemos visto una crítica: a las novelas góticas, a las ensoñaciones, a querer vivir en la realidad sin seguir las normas de la realidad, a levantar demasiado los pies del suelo,... Aunque, a mí, de nada me ha servido: sigo creyendo en mi capacidad para vivir siempre entre mis dos realidades (la general y la propia).



Y, amigos, esto es todo hasta mañana, cuando me ponga a criticar Mansfield Park de forma... creo que no, que me contendré. Aunque, quién sabe...


viernes, 8 de julio de 2011

Parón creativo y otro premio

     ¡Hola! Parece ser que estamos a ocho de julio... La gente se va a las piscinas, a las playas, lugares donde residen familiares, lugares de origen... Yo estoy aquí, donde siempre, y no va a cambiar. Ya el año pasado, e incluso el anterior, me dije a mí misma que sería el último año que disfrutaría de unas verdaderas vacaciones como hasta ahora... y se ha cumplido. En otras palabras, que estoy trabajando. Supongo que, en el contexto actual, es claro que me merezco una enhorabuena más que el pésame. Pero que con dieciocho años tenga que trabajar... En fin... Y bueno, aquí estoy, impartiendo clases, cobrando una miseria tal que me permita establecerme en el mercado, levantándome temprano, revisando libros, hasta cargo con una mochila,... Esto se parece algo al instituto... al menos cobro.
     Y sí, parón creativo. Por varias razones: he vuelto a engancharme a los Sims (los unos, tienen que prestarme el original de los dos, porque presté el mío y me lo devolvieron defectuoso ¬¬), las mañanas las tengo cogidas, las noches son dedicadas al negocio familiar,... Además no estoy leyendo un libro tras otro (a estas fechas ya debería llevar, como mínimo, tres a partir de Mansfield Park) porque empecé Madame Bobary (Gustave Flaubert) y estoy muy atascada, me está costando algo de trabajo. Pero, por otro lado, tengo en mi poder (desde anoche) más nuevas pelícuas y series basadas en las novelas de Austen, por lo que en breve me pondré cursi o extremadamente malvada.
     Bueno, ¿y a quién le importa?

     Total, pues me han dado un premio :D

     Reglillas:

     1- Agradecerle el premio a la persona que te lo otorgó.
     Eso no hacía falta, porque te agradezco enormemente, Susan, que hayas pensado en mí. Estas cosas me hacen muchísima ilusión, si bien no voy a negar que me parecen cursis. Y no debería sorprenderte recibir premios, porque yo creo que te lo mereces, ya que tienes dos estupendos blogs y no por ser jóvenes tienen desperdicio. Personalmente, me gusta tu trabajo y por eso me alaga más tu detalle.

A quien sueñe con Austen (como yo, así descubrí su blog), recomiendo que visite su Abadía.


Quien, por otra parte, prefiera nuestro siglo, su otro blog, que lleva el sarcasmo en el nombre: My pink city.

    2- Comparte 7 datos sobre tí.
1. Soy buena persona.
2. Soy mala persona.
3. Soy humilde.
4. Soy presuntuosa.
5. Veo algo bueno en todo.
6. Veo algo malo en todo.
7. Nadie conoce mi verdadero sueño.

     Y el tercero es lo de siempre, pero yo paso de pasar. Además creo que estas cosas serían más importante si cada uno se lo pasara a una sola persona, no a quince! Tan sólo se lo doy encarecidamente a Amanda, de No need to say goodbye y a Cucaracha en su guarida, de Blog de una cucaracha.


   

miércoles, 6 de julio de 2011

Muchas veces os he hablado de mi profesor de lengua, ¿no? Realmente es un hombre peculiar a quien siempre recordaré, y sería para mí un auténtico placer encontrármelo de improviso por las calles de Sevilla.
Quisiera que supieseis un poco más de él. ¿Qué os parecería