jueves, 23 de junio de 2011

Algunas frases célebres

He hecho una pequeña selección de frases de un listado que tengo en un diccionario. No tienen nada en común, simplemente me han llamado la atención, porque estoy completamente de acuerdo, porque no, porque me resultan graciosas, porque son muy conocidas, porque usa el sarcasmo o la ironía, porque... cualquier categoría. Hay un par que las he metido yo por mi cara: la que está firmada por Dios, la firmada por Chuck Norris y la firmada por José Garrido.
Echadles un vistazo; algunas se puede comentar.



            A la naturaleza se la domina obedeciéndola, Francis Bacon.
            Altera manu fert lapidem, panem ostectat altera (En una mano lleva la piedra, y con la otra muestra el pan), Plauto.
            Amo a los que sueñan con imposibles, Goethe.
            Antes del impresionismo no había sombras azules, Oscar Wilde (en el sentido de que sólo al artista le es dada la capacidad de ver algo que los demás no habían visto nunca.
            Antes que a escribir, aprended a pensar, Nicolás Boileau.
            Brillar por su ausencia, Tácito.
            Combate mejor y con más ahínco quien más arriesga, Thomas Mann.
            Cualquier cosa que el hombre gane debe pagarla cara, aunque no sea más que con el miedo de perderla, Hebbel.
            Cuando estés en Roma, compórtate como los romanos, San Agustín.
            Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie, Concepción Arenal.
            Dame un punto de apoyo y moveré la tierra, Arquímedes (síntesis del principio de la palanca.
            Dar con ostentación es mucho peor que no dar, Clemente XIV.
            Desperté una mañana y me encontré famoso, Lord Byron.
            Dios existe, pero no hay prisa ninguna en hacerlo saber, Tolstoi.
            Dios ha muerto, Nietzche.
            Nietzche ha muerto, Dios.
            Hoy he matado a Nietzche; mañana voy a por Dios, Chuck Norris.
            Dormía y soñé que le vida era bella; desperté y advertía entonces que ella es deber, Inmanuel Kant.
            El amor es como la salsa mayonesa: cuando se corta, hay que tirarlo y empezar de nuevo.
            El arte de agradar es el arte de engañar, Luc de Clapiers, marqués de Vauvenarques.
            El crítico es un hombre que espera milagros, J. Huneker.
            El dinero es la llave que abre todas las puertas, Molière.
            El dominio de sí mismo es el primer paso para el dominio de los demás, Arthur Sthal.
            El excusarse antes de ocasión es culparse, Gracián.
            Excusa no pedida, culpabilidad confirmada, José Garrido, mi último profesor de matemáticas.
            El fin supremo de la ciencia es la verdad; el fin del arte es el placer, Gotthold Lessing.
            El futuro es ahora. Nosotros somos el futuro, Abbie Hoffman.
            El hombre es un animal bípedo sin plumas, Platón.
            El hombre muere tantas veces como pierde a cada uno de los suyos, Publio Siro.
            El mentiroso debe tener memoria, Quintiliano.
            El mundo de ha reído siempre de sus propias tragedias, como único medio de soportarlas.
            El origen de todos los males es la codicia, Maurois.
            El patriotismo es el huevo de donde nacen las guerras, Maupassant.
            El poder humano no tiene jurisdicción sobre los pensamientos, Antonio Pérez.
            El primer favor denegado anula todos los anteriores, Plinio.
            El que chismorrea contigo de los defectos ajenos, chismorrea con otros de los tuyos, Diderot.
            El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla, R. Browning.
            El que se humilla quiere hacerse ensalzar, Nietzsche.
            EL secreto de la felicidad no está en hacer lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace, León Tolstoi.
            El verdadero secreto de la felicidad consiste en exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros, Albert Guinon.
            E pur, su mouve... (Y sin embargo, se mueve...) Galileo
            Es difícil dejar de convertirse en la persona que los demás creen que uno es, Thornton Wilder.
            Esse oportet ut vivasm non vivere ut edas (Hay que comer para vivir, no vivir para comer), Cicerón.
            Es una reflexión penosa para un hombre considerar lo que ha hecho, comparado con lo que debió hacer, Sam Johnson.
            Fortuna multis dat nimis satis nulli (La Fortuna da demasiado a muchos, pero a ninguno bastante), Marcial.
            Generalizar es siempre equivocarse, Keyserling.
            Habla suave, lleva un buen garrote y... llegarás lejos, Roosvelt.
            Homo homini lupus (El hombre es un lobo para el hombre), Hobbes.
            Juntar las manos para rezar bien está. Abrirlas, para dar, está mucho mejor, L. Ratisbone.
            La belleza del hombre es consiste en el arte de bien decir, Mahoma.
            La ciencia es el conocimiento organizado, Herbert Spencer.
            La conciencia vale por mil testigos, Quintiliano.
            La confianza es sí mismo es el primer secreto del éxito, R. W. Emerson.
            La experiencia de los siglos prueba que el lujo anuncia la decadencia de los imperios, Bacon.
            La imposibilidad en que me encuentro de proar que Dios no existe me prueba su existencia, La Bruyère.
            La magia de la lengua es el más peligroso de todos los encantos, E. Bulwer Llytton.
            La melancolía es un recuerdo que se ignora, Flaubert.
            La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía, Beethoven.
            La música es el verdadero lenguaje universal, K. J. Weber.
            La paciencia es amarga, pero su fruto es dulce, J. J. Rousseau.
            Las palabras sinceras no son elegantes. Las elegantes, nunca serán sinceras., Lao Seo.
            La perfección es una pulida colección de errores, Mario Satz.
            La religión es el opio del pueble, Karl Marx.
            La república no tiene necesidad de sabios (frase pronunciada para justificar la condena a muerte del químico francés Antoine Laurent, quien fue guillotinado en 8 de mayo de 1794. No se sabe con certeza quién la dijo).
            La tierra tienes límites, pero la estupidez de la gente es ilimitada, G. Flaubert.
            La ventaja de una afición apasionada es que nos lleva a penetrar en lo profundo de las cosas, Goethe.
            Las cosas de los amigos son comunes y amistad es igualdad, Pitágoras.
            Les grands ne sont grands que parce nous sommes à genoux; levons nous! (Los grandes sólo son grandes porque nosotros estamos de rodillas; levantémonos), Prudhomme.
            Les passions sont les seuls orateurs qui persuadent toujours (Las pasiones son los únicos oradores que persuaden siempre), La Rochefocauld.
            Les sois, depuis Adam, sont en majorité (Los tontos, a partir de Adán, están en mayoría), Casimir Delavigne.
            L'Hypocrisie est un hommage que le vice rend à la vertu (La hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud), La Ronchefocauld.
            Lo comprendo, muero curado, Jean Luois Forain (última frase del humorista, dentro de su estilo cínico; en su lecho de muerte fue visitado por su médico de cabecera que quería consolarle elogiándole el buen aspecto que tenía... Forain cortó los piadosos halagos con esta frase magistral).
            Lo que hacemos nunca es comprendido, sino elogiado o censurado, Nietzche.
            Londres tiene harta niebla y gente seria. No sabría decir si la niebla produce gente seria, o si es la gente seria la que produce la niebla, Oscar Wilde.
            Los espíritus mediocres suelen condenar todo lo que está fuera de su alcance, La Roche Foucauld.
            Los libros me enseñaron a pensar, y el pensamiento me hizo libre, Ricardo León.
            Los reyes que quieran reinar han de trabajar, Isabel la Católica.
            Los tres mayores majaderos del mundo hemos sido Jesucristo, don Quijote y yo..., Simón Bolívar (poco antes de morir).
            Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder, Ralph Waldo Emerson.
            Más cornás da el hambre, Manuel García Cuesta "El Espartero".
            Mediocre alumno, el que no sobrepasa al maestro, Leonardo da Vinci.
            Mientras todo te vaya bien, contarás por miles los amigos. Pero, si vienen tiempos borrascosos, te verás solo, Ovidio.
            Nada hay más indefinible que el chiste, Juan Valera.
            Nada más difícil, pero nada más precioso que el saberse decidir, Napoleón I.
            Nessun maggior dolore
Che ricordarsi del tiempo felice
Nella miseria
(No hay mayor dolor/ que recordar el tiempo feliz/ en la desgracia), Dante.
            Ningún gran artista ve las cosas como son en realidad. Si las viese así, dejaría de ser artista, Oscar Wilde.
            Ninguna mujer ha perdido nunca sin que la ayudase algún hombre, Abrahan Lincoln.
            No basta saber, sino también aplicar el saber; no basta querer, es preciso obrar, Goethe.
            No des a nadie lo que te pida, sino lo que entiendas que necesita; y soporta luego la ingratitud, Unamuno.
            No es el pasado lo que forma nuestro presente, sino el presente lo que da significado a nuestro pasado, Alan Watta.
            No es vencido sino quien cree serlo, Fernando de Rojas.
            Lo hay cosa más estúpida que el reír estúpidamente, Catulo.
            No hay libro tan malo que no sirva para algo, Plinio el Joven.
            Nulla lex satis commoda omnibus est. (Ninguna ley es bastante cómoda para todos), Catón.
            Oh, liberté, que de crimer on comment en ton nom! (¡Oh, libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!), Mme. Rolland.
            ¿Os habéis enterado de las últimas noticias respecto a Dios? Es negro, Berkely Tribe.
            Peor es meneallo (frase que se halla en el Quijote y que suele repetirse para esquivar asuntos enojosos).
            Poderoso caballero es don Dinero, (refrán popular castellano popularizado por Quevedo).
            ¿Por qué ves la paja en el ojo de tu hermano y no ves la viga en el tuyo?, Ev. S. Mateo.
            Probablemente, no tengo más paciencia que cualquier otro. La única deferencia está en que yo sé emplearla como es debido, Chopin.
            Puedo prometer ser sincero, pero no imparcial, Goethe.
            Puedo vivir durante dos meses de un cumplido de amabilidad, Mark Twain.
            Qualis artifex pereo! (¡Qué artista muere en mí!), Nerón.
            Que nace diga "2fuente, de tu agua no he de beber", Cervantes.
            Querer y no querer unas mismas cosas, he aquí en qué consiste la verdadera amistad, Salustio.
            Quien ama el peligro perecerá en él, Eclesiastes.
            Quien lee sabe mucho, pero quien observa sabe todavía más, Alejandro Dumas (hijo).
            Quien no está conmigo está contra mí, Ev. S. Mateo.
            Quien nunca tuvo un almohada no la echa de menos, G. Eliot.
            Todos los hombre que no tienen nada importante que decir hablan a gritos, Jardiel Poncla.
            Todos somos iguales ante el deber moral, Kant.
            Semer in anno licet insanire (una vez al año conviene hacer locuras), máxima popular latina, citada por S. Agustín
            Se debe a los niños el mayor respeto, Juvenal
            Se dice que en el término medio está la virtud; lo más probable es que en el término medio se encuentre el tedio, Eugenio d'Ors.
            Se non é vero, é ben trovato (quizá no sea verdad pero tiene gracia (proverbio popular italiano)
            Si Dios no existiese el hombre, a través de los siglos, lo habría ya creado a fuerza de pensar en él, Amado Nervo.
            Si el sabio no aprueba, malo;
Si el necio aplaude, peor
Iriarte
            Si sólo he de alcanzar la fama después de muerto, no me preocupa mucho alcanzarla, Marcila
            Si suprimiéramos de nuestro lenguaje la metáfora ¿podríamos entendernos?, Francis Miomandre
            Sólo la imaginación escapa siempre a la saciedad, Stendhal
            Sólo las paradojas son ciertas, Oscar Wilde.
            Sólo se vive una vez en el mundo, Goethe
            Son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen, Baltasar Gracián.
            Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender, Ortega y Gasset.
            Sucede n los proyectos desgraciados que siempre la mejor oportunidad es la que ya ha pasado, Tácito.




Algún día vendré con más.

Chaaaoooo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)