viernes, 22 de abril de 2011

Dios existe

(Voy a contar algo que me pasó hace ya bastante y que desde el momento en que me pasó supe ya el título que le iba a poner a la entrada, y algunas frases son exactamente como las pensé, y no se me han olvidado por tiempo que haya pasado)

No hay duda. Lo he comprobado: Dios existe, el verdadero es el católico y además, es cierto que hace y deshace por medio de la Iglesia.

Resulta que tenía yo examen a última hora, y tocó el timbre del fin de las clases. Pero yo no había terminado. Cuando quince minutos después acabé, salí corriendo y, sabiendo que habrían cerrado mi salida, salí por la otra y busqué el coche que me llevaría a mi casa... No estaba. Debería haber habido un coche blanco, con mi hermana, su amiga y la madre de la amiga esperándome para llevarme a mi casa. Pero no estaba.
Sorprendentemente mi hermana tenía saldo en el móvil y le hice una llamada amiga. Me dijo que ya estaba en mi casa. Evidentemente, me cabreé y empecé a preguntarle a gritos que por qué no me habían esperado. Dijo que sí, que sí me habían esperado muuucho tiempo, cuando no llegaba ni a quince minutos que había tocado el timbre (el reloj lo corroboraba). Total, que nadie me recogería, que tendría que irme andando.
Con un cabreo de titanes (en serio, dicen que cuando me cabreo, impongo) me dispuse a andar los algo más de dos kilómetros que separan mi instituto de mi casa. Pero cuando llevaba unos trescientos metros... de repente... ocurrió el MILAGRO:
Mi tía me llamó diciendo que retrasaríamos un poco las clases que le doy a mi primo porque ese día tenía que ir antes a la catequesis porque tenía que ensayar un teatro de navidad. (No juro porque creo que eso en el cristianismo está feo) que yo no dije con doble intención que: "Menos mal, porque me han dejado tirada y voy a tardar en llegar a casa". Y entonces, se ofreció a venir a recogerme.
Le dí mil gracias, colgué y se me ocurrió el título de este post.

¿No es suficiente prueba? Mucho mejor que la ontológica de San Anselmo, mucho más que todo ese proceso de abstracción de Sto Tomás, etc. Además, mi tía se llama Maribel, o sea, María Isabel. Y su hijo mayor se llama Jesús, fíjate tú por dónde. Está claro: Dios, mediante la Iglesia, mediante la catequesis, ha hecho que mi tía me llamase para que así ella supiera de mi situación y me ahorrase los tres cuartos de hora de camino.
De todo esto, deducimos otra cosa: Dios es tonto, porque hay que ser borrego para ayudar a ateos anticlericales como yo en vez de a sus feligreses. Aunque bueno, creo que de esto se habla mucho en el evangelio, no?

Otra prueba la vemos hoy: ¿Por qué tiene que ser Semana Santa para que llueva? Antes se sacaban las procesiones para pedir que lloviera en época de sequías, o para que dejara de llover, etc... Pues ya lo estamos viendo: sacan las procesiones y Dios nos trae lluvia.
Ah, por cierto, estaréis escuchando en los telediarios que Sevilla no se queda sin Madrugá desde 1933, por problemas políticos. Tradicionalmente se ha dicho que esto fue por el primer gobierno de izquierdas de la República, que lo prohibió (uno de los artículos de aquella Constitución decía que las manifestaciones religiosas necesitaban previo permiso del Estado). Pero en realidad fueron las hermandades las que se negaron a salir, en protesta, y la única que salió fue la hermandad de La Paz (si no me equivoco),
Ojo, no me he inventado nada, pero puede ser que me haya equivocado de pies a cabeza.

Y hay otra prueba: Dios se ha modernizado y se ha hecho un blog. De verdad, mirad si no:


Soy Dios y tengo un blog



Vale, todo esto es sólo una tontería que se me ocurrió, sigo siendo muy atea y aborrezco el cristianismo en particular y las religiones en general. Y sigo diciendo el cristianismo en particular porque cada día me entero de cosas más sucias, más paleolíticas, más hipócritas...

Ein gruss

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)