domingo, 13 de marzo de 2011

La abadía de Northanger 1986


Dura 90 tortuosos minutos.
Si alguien encuentra un comentario favorable, que por favor me diga cuántas horas le ha llevado encontrarlo.



El peor error que un tal Giles Foster ha cometido en su vida.
Ya comenté en su día, que esta no es una novela en la que pasen cosas muy interesantes. No creo que a muchas personas les pueda atraer una parodia decimonónica. Ni ahora, ni hace veinticinco años. Si comparamos con parodias actuales, estilo Scary Movie, Casi 300, Híncame el diente, Epic Movie,... ¿alguien se daría cuenta de que Jane Austen quiso hacer una parodia de las novelas góticas? A mí tuvieron que contármelo. Una parodia es lo que le han hecho a ella con "Orgullo y Prejuicio y Zombies (ya la comentaré, no tiene desperdicio).
Por eso, este hombre tendría que haber hecho o bien exagerar los aspectos "cómicos", o bien darle vidilla a la cosa. Pero no. Como he dicho, 90 espeluznantes minutos.




Aquí tenemos a Catherine Morland, encarnada por Katharine Schlesinger. Personaje soso. Ella es tonta, ingenua, imbécil, muy imaginativa en el peor sentido, y un tanto absurda. Es tan sosa, que cualquiera de los demás personajes es más memorable que ella. De verdad, de verdad.
La actriz lo ha clavado. No es culpa suya tener un guión tan deprimente. Yo le pongo un 6 alto.



Éste es Henry Tilney, interpretado por Peter Firht. El único guión que se salva. El único que parece inteligente. El único con la cantidad mínima de ingenio que se exige en cualquier película. Es que tiene unos puntos tan buenos, que cuando se va con la prota, te decepcionas de verdad.




A la derecha nos encontramos a una divertida Cassie Stuart, haciendo de Isabella. Me ha parecido una caracterización muy divertida. Además tiene una mirada y una sonrisa de picaresca muy divertida y entrañable, que desgraciablemente se ve ensombrencidas por un guión que se queda a medias en todo. El de la derecha es el mayor de los hermanos Tilney, encarnado por Greg Hicks.



Para mi gusto, pésimo. No se le ve ni medio alfiler de astucia, aun cuando el guión se lo exige. Nos cae mal desde el principio (y no progresivamente, como debería ser), y la elegancia la perdió en algún momento que no se da a notar, porque nunca existió tal cosa. Por cierto, es el general Tilney (osea, el padre), llevado por un Robert Hardy al que vemos con 61 años igual que varios después, cuando tiene más de ochenta. ¿Los actores no tienen edad de jubilación?



La rubia es Ingrid Lacey en el papel de Eleonor Tilney. Me ha gustado todo lo que me puede gustar una mujer que sólo dice un par de cosas en toda la película. Se le ve todo lo dulce, inteligente y buena persona que debe parecer, pero los atributos de personaje un tanto crucial en la historia se perdieron en ese asco de guión.



Y ¿qué es esto, señor Giles Foster? ¿Alguien me puede decir la naturaleza de esa medial luna negra junto a la boca? ¡Qué carajo es eso! ¿Era necesario que la condesa esta fuese vestida como la mujer de la muerte? O más bien como la abuela.



Ésta es una de las pocas fotos de éste personaje en las que sale decentemente bien. Las demás parecen señalar con neones los rasgos menos agradables de la muchacha. La imagen es genial, porque combina su ropaje con sus preciosos ojos y está mínimamente bien peinada.



También debería destacar la bastante buena participación de la, al parecer, gran Googie Withers



En conclusión, la película es un asco. Da vergüenza que con el material utilizado hayan hecho algo tan falto de ... "algo" que destacar de forma positiva.
No recomiendo verla, pero sí me encantaría conocer gente que la haya visto para, juntos, ponerla a parir.



Cuando tenga tiempo, osea, cuando me muera, intentaré ver las versiones más recientes, que, según he leído, están mejor.

Un saludo,

Saskia





1 comentario:

  1. ¡Saskiaa! Por fin tengo tiempo de "bloggosferear" a fondo y poner las cosas en orden! XD
    Te he respondido al mail que mandaste. Espero noticias del capítulo ^^

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)