domingo, 20 de febrero de 2011

Emma, de (cómo no) Jane Austen. 1/3: la novela


Emma Woodhouse, es la hija menor del rico señor Woodhouse, un hombre... difícil. Viven en el campo, en una sociedad limitada... Y la pobre Emma se aburre... Y para entretenerse, se dedica a jugar con la vida de la gente, a hacer de casamentera.
No es mala gente. Sólo un poco caprichosa. No vanidosa. Sólo un poco egocéntrica. No antipática. Pero con un punto de orgullo.
Es difícil describir el argumento de esta novela, porque no va en una dirección. Nos cuenta lo que va sucediendo en la vida de esta chavala durante algo menos de un año. Y cambia tanto que si la dividimos en dos y le cambiamos los nombres a los personajes, nunca relacionarías las dos partes.
A mí, al principio Emma me caí fatal. La creía una manipuladora, un rica burguesa sin escrúpulos y con mucho tiempo libre. Y el resto de los personajes, exceptuando el señor Knightley, también me caían mal. Y hay un porqué, pero sería contar de más. Soy de las que opinan que, mientras más se sepa de una historia menos es su sorpresa al leerla. El único aliciente que hay que tener es la fe en que será una buena nueva aventura.
Para mí, el aliciente principal es que en la portada pone "Jane Austen" xD. No voy a volver a ponerme a cantar la delicia que me produce leer a esta mujer. De hecho, ahora mismo, mientras escribo, estoy volviendo a ver "Orgullo y prejuicio", como pobre sucedáneo de las letras (no tengo tiempo).
Me parece curioso que "Emma" sea uno de los más nombrados libros de Austen, pues en la actualidad, a la hora de vender, lo que más llama es la acción. Por esa regla, no se vendería a Austen, claro. Lo que digo, como ya dije (es que me repito mucho), es que se para mucho en conversaciones aparentemente insustanciales, y eso, normalmente, aburre. Pero como ya dije (otra vez igual), los que escriben una aventura emocionante, lo hacen para suplir su falta de estilo.

Puesto que lo mejor está en sus personajes, qué menos que hacer una breve descripción de ellos. Y digo breve, porque son tan buenos, profundos, fuertes, que cualquier cosa es breve. Es como si Austen conociese a esas personas (no personajes) desde siempre.

-Emma. Ya mentada. Tras el matrimonio de su hermana mayor y de su institutriz y mejor amiga, se ha quedado al cargo de su padre. Recibiendo sólo la visita de sus concuñado, la chavala necesita alguna nueva amiga.
-El señor Woodhouse. Hombre enfermizo, al que le gusta poco los cambios (los matrimonios son un auténtico trauma para él). Es muy especialito. Afectuoso, amable y tal. Querido por sus amigos pero a veces un poco cansino.
-El señor Knightley. Unos treinta y seis años bien llevados. Quizás porque es soltero. Junto con los Woodhouse, el hombre más rico y distinguido de la rural comarca. Come prácticamente todos los días en casa de Emma, de quien es el máximo criticador. Lo hace por su bien, claro.
-El matrimonio Knightley. Es decir, el hermano del anterior y la hermana de Emma. El primero es un cascarrabias (al que no le falta razón) y la otra es una copia de su padre. Viven en Londres y tienen la tira de hijos. Por lo menos unos cinco.
-Elton. El párroco. Al principio me caía bien.
-La señorita Bates. Es buena gente, pero taaaan pesada. Es que es supercansina. Para alguien que haya empezado la novela y la haya dejado porque no le haya cautivado, pensará: "¿Ésta tía es lo suficientemente importante como para que la tengas en esta lista?". Es la que tiene la madre mayor y su sobrina se llama Jane Fairfax. Pues sí, me parece lo suficientemente destacada como para ser nombrada. Porque no lo parece, pero sí.

Este último caso sirve para todos los que podría incluir en la lista. Porque eso es lo que pasa en esta novela: va cobrando misterio, suspicacia, tensión, sarcasmo, intriga. Y además de una forma tan paulatina, que no lo notas.
¡Es esto lo que admiro de Austen! Su sutileza, su delicadeza, su elegancia...


¡Viva Jane Austen! Bueno... es un poco tarde para eso xDDD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)