jueves, 27 de enero de 2011

El asesino silencioso.

Leyenda de un Dogo Alemán.

Una familia estadounidense tenía uno de estos ejemplares. El perro dormía junto a ellos en la habitación.
Una noche, el perro sintió un ruido en la casa. Silenciosamente, sin despertar a sus dueños, fue a la habitación de donde provenía el ruido, el cuarto del bebé. Se encontró con un ladrón que había entrado por la ventana. El dogo, una vez más sin despertar a los habitantes de la casa, degolló al indeseable y volvió junto a sus amos.
Cuando, a la mañana siguiente, vieron al perro todo manchado de sangre, pensaron que había matado al bebé y el hombre, en un ataque de ira, cogió un arma del cajón de la mesita de noche y le pegó un tiro mortal. Cuando entraron en la habitación del niño...

2 comentarios:

  1. Qué impresión O.O Me dan muchísima pena las historias en las que mueren animales inocentes, aunque sea una de dos párrafos, me ha llegado T_T La ira y sus consecuencias...

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola de nuevo! Mira, te dejo esto para que le eches un vistazo por si te interesa! ^^

    http://blogdeunacucaracha.blogspot.com/2011/01/la-cadena-de-temporibus-revelacion-del.html

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)