miércoles, 8 de diciembre de 2010

Porque no sólo hay canciones de amor...

...aunque la primera también tiene algunos ramarazos cursis. En realidad, lo que me gusta de esta es el final.


El mar escupía un lamento
tan tenue que nadie lo oyó.
era un dolor de tan adentro
que toda la costa murió.

Llora lamentos la nube que enfermó
y escribe espantos en la arena el dolor.
Arrulla el miedo a un delfín que bebió
de un agua negra, su suerte emigró.

Ven, quiero oír tu voz,
y, si aún nos queda amor,
impidamos que esto muera.
Ven, pues en tu interior
está la solución,
de salvar lo bello que queda.

Donde se acomoda la usura
nacen la ambición y el poder,
y este germina en la tierra,
que agoniza por interés.

Y una gaviota cuentan que decidió
en acto suicida inmolarse en el sol.
Ríe desprecios un barco que encalló,
y se desangra en su lecho: la mar!


Hagamos una revolución,
que nuestro líder sea el sol,
y nuestro ejército
sean mariposas.
Por bandera otro amanecer
y por conquista comprender
que hay que cambiar
las espadas por rosas.
Mientras te quede aliento
ve a buscar con el viento
ayuda, pues apenas queda tiempo…



... o canciones de amor hacia otras cosas

Hasta que el cuerpo aguante, Magö de Oz

Puedes arrancarme el corazón del pecho
y convertir en susurro tenue mi voz,
reducir toda una vida sólo a un renglón.

Puedes sobre mí dar opinión sesgada,
criticar mi oficio ¡que no es porvenir!,
que alimento la hoguera de la imaginación.

Puede que la lluvia caiga sobre el cielo,
que el mar, confundido, vaya a un río a morir,
que en la noche cante el gallo a la mañana,
que con las ánimas se fue a divertir.

Vivo con la pasión a flor de piel,
entre estrofas encontraras mi hogar,
ella espera a que regrese
y mientras yo guardo sus besos y su voz
en mi corazón.

Busco en el camino todas las respuestas
y me he dado cuenta que están en mi,
comunicador de sueños quiero ser...

Músico soy, músico seré,
conductor de sensaciones a tu piel,
fabrico recuerdos que atas con nostalgia a mi canción.

Jamás podré dejarla,
mi vida es una canción,
soy escultor del alma,
soy músico y hablo en clave de sol
hasta que aguante mi voz.

Estamos locos de atar,
somos trovadores que en tu ciudad
damos pinceladas de color
a tu gris realidad.
Somos mitad caballeros,
mitad bohemios y embusteros,
no somos lo que un padre quiere
para su hijita bebe.

Hasta que el cuerpo aguante,
hasta que quiera mi voz,
hasta que el cuerpo aguante
seguiré viviendo tal como soy.



Sólo quería compartir con vosotros algunas de las canciones que me ponen la piel de gallina. Pero no voy a poner siempre a Linkin Park...


3 comentarios:

  1. ¡Me encantan los Mägo de Oz! Este verano vinieron a mi ciudad, pero no pude ir... :( Mi novio les vio y le encantaron. Qué envidia me da cada vez que me lo cuenta... xD
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡No me lo puedo creer!!! ¡Te acompaño en el sentimiento! ¡Tiene que ser horrible escucharlo!

    ¡Otro beso para ti!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantaan! Me gustan mucho las letras de Mago... tienen muchas perlazas ^^

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)