jueves, 16 de diciembre de 2010

Crónica de una muerte anunciada

Esto tambien lo escribí el otro día. Aprovecho para pedir disculpas por la tontería de entrada "texto express". Es una pavada que se nos ocurrió a mi amiga y a mí en los últimos minutos antes de que tocara el timbre. En fin, esto es lo que me salió el otro día:

Curioso. Muy curioso. Sin duda extraño y preocupante. Bueno, no, preocupante no, sinceramente, me da igual: soy rara. Sí, ya sé que pesaréis "Buah, yo tambien soy raro", o "Vaya novedad, ¿ahora te das cuenta?". No, pero es que resulta que lo soy de verdad.

Y aquí es donde viene mi anécdota. Dependiendo de como vayan saliendo los pensamientos, esto estará lo suficientemente bien estructurado como para que puedas saltártelo e ir directamente al comentario del libro, pero no estoy segura.



Vi el otro día un libro sobre la mesita de noche de mi padre: "Crónica de una muerte anunciada", Gabriel García Marquez. Esa misma tarde, bajé al sótano para buscar un libro que no encontré. En cambio, descubrí otro que había visto rondando por ahí cierto tiempo: "Crónica de una muerte anunciada", Gabriel García Márquez. Por la noche, mi madre trajo los libros que le venían con el periódico: "Crónica de una muerte anunciada" Gabriel García Márquez.
...
No tengo ni idea de por qué pensé en él como libro voluntario para subir nota en lengua... ¿Se os ocurre alguna razón?

En algunas ocasiones he pensado en poner las oraciones sarcásticas en un color y las metáforas en otro. Pero después pensé que quedaría muy raro. Y, sobre todo, ¿de qué color pondría una metáfora sarcástica?

Allí que fui, a preguntarle a mi profesor de Lengua Castellana y Literatura si la lectura de ese libro podría subirme la nota (en el caso de que estuviera aprobada). Y va el tío y me dice que no me lo aconseja, que es muy pesado y aburrido y que no, que pensara en otro, pero que sí me suibiría la nota si, con todo, lo leía.

Dejemos aparcada esta historia y después la termino.

Mi amiga y compañera me pidió consejo para aprobar la asignatura anterior. Ella sabía que debía leerse un libro, por mucho que odiara leer. Finalmente la convencí de que lo hiciera (estoy intentando engancharla a la lectura, pero no se lo digáis) y me pidió consejo y un libro. Yo le dije que nuestro profesor (que me había dado ya en un curso anterior) tiene en muy alta estima a Gabriel García Márquez (con eso de que si es el escritor de la mejor obra en castellano del siglo XX) y le dije que se leyera el que más me había gustado de los dos que había leído de él: "Cien años de soledad" (el otro es "El amor en tiempos del cólera": no). Cuando lo comenté en casa, mi padre me miró con cara de "Vaya faena le has hecho a la chiquilla". Y es que él, al parecer, no se lo pudo terminar nunca de tan aburrido que le resultaba. También se lo comenté a mis reiteradamente nombradas primas, y la mayor se rió de mí por pretender aficionar a alguien con tan tediosa obra, cuya capacidad de aburrir conoce sólo por su fama, y es que su padre tampoco se lo terminó nunca.

Le recomendé Cien años de soledad a mi amiga porque me pareció una historia muy divertida y relativamente fácil de leer (comparado con otros, no me digáis que no). Bueno, pues la gene flipando con que le hubiese prestado ESE libro.

Bueno, pues empezó a leerlo, y cada día me venía contando lo que había leído la noche anterior, y más se partía de risa ella sola. Hasta tal punto, que otra de mis amigas me lo pidió también. Sí, tenía otro ejemplar de Cien años de soledad... Desconcertante.

Y ahora recuperemos a "Crónica de una muerte anunciada". Es cierto que había escuchado un par de veces, que esa novela era un muermo, y lo que me dijo mi profesor, cuyo criterio cada vez va perdiendo más valor poco a poco a mis ojos, me lo confirmó. Entonces lo descarté. Pero llegaron mis (¿sabes quienes?) primas. Bueno, en realidad, no llegaron, yo fui a su casa, pero bueno, no nos vamos a poner puntillosos. Dije que había pensado en leermelo y la menor puso el grito en el cielo en alusión a que era un suicidio mental de lo tedioso que podía resultar. Pero la otra no. Me dijo que me gustaría mucho, que me iba a encontrar un asesinato (no creo que esto se considere spoiler, ¿no?, ¿A alguien le ha sorprendido? xD) desde muchos puntos de vista.
Y ha ganado.......: mi prima mayor.

SE ACABARON LAS ANÉCDOTAS

Comencé a leer la novela con tono serio, pero llegó un momento en que me tenía que reír. Es un asesitano, no más. Es una crónica, no más. Está todo dicho, no hay misterio. Y, sin embargo, engancha.

"Alguien que nunca fue identificado había metido por debajo de la puerta un papel dentro de un sobre, en el cual le avisaban a Santiago Nasar que lo estaban esperando para matarlo, y le revelaban además el lugar y los motivos, y otros detalles muy precisos de la confabulación. El mensaje estaba en el suelo cuando Santiago Nasar salió de su casa, pero él no lo vio, ni lo vio Divina Flor ni lo vio nadie hasta mucho después de que el crimen fue consumado."

Lo más inverosímil de esta historia es que está inspirada (no sé hasta qué punto) en un hecho real =S
No me gusta la palabra spoiler, así que lo voy a anunciar como:


¡¡¡COMENTARIOS ALUSIVOS!!! (tanto de ésta novela como de "Asesinato en el Orient Express")

Si lo tuviera que relacionar con algo sería con Agatha Christie. "Asesinato en el Orient Express": todos eran culpables. También un poco por lo de "ya se sabe que alguien va a morir". Y quizás a Fuenteovejuna. No por lo de todos a una, sino por lo de TODOS. Todos y cada uno menos el narrador lo sabían. ¡Todo el pueblo sabía que iban a matar a Santiago Nasar! Era un cadáver en vida, un muerto andante, un fantasma muy sólido, pasado aún en el presente. Y casi absolutamente todos sabían la noticia. Y, ¿cómo es posible que todos quisieran evitarlo y nadie lo consiguiera? Supongo que el espectáculo llamaba más que la participación. Lo que menos me gustó fue lo de "Bueno, y todo el mundo quedó en paz". ¡Y una mierda! Pobre Santiago, que no tenía culpa de nada y lo mataron entre todos. Todos lo mataron... sin culpa... "pero todo quedo en paz". Me dio mucha pena.

¡¡¡FIN DE LOS COMENTARIOS ALUSIVOS!!!

Me ha parecido una lectura entretenida, graciosa y bastante asombrosante (nuevo palabro inventado por mí).

Y por eso soy rara: ¿a cuánta gente conocéis a quien "Cien años de soledad" y "Crónica de una muerte anunciada" les pareca una lectura "ligera". Me siento un poco Hermione :D




1 comentario:

  1. Lograste convencer a alguien para que empezase a leer, empezando por Cronica de una muerte anunciada y Cien años de soledad? cuando yo digo que a ti es para ponerte un monumento, es por algo.
    Yo tambien considero que es una lectura "ligera" pero claro, yo soy raro, lo sé, y ademas me gusta, aunque tambien entiendo que Garcia Marquez como "aperitivo" pueda parecerle a otra gente como tomarse una fabada para desayunar (mejor analogía creo que no existe jajaja).
    Para mi seguirá siendo como un café mañanero de esos que sirven para "despertar".

    ResponderEliminar

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)