martes, 3 de agosto de 2010

Puedes morirte sin: leer "Encanto fatal" de Melissa Marr

(Foto de mideclipse.com)

Va de una chavala, Aislin, que puede ver elfos, unos seres despiadados sin moral alguna, invisibles, despiadados, inmortales y encantadores (no sé porqué, creo haber escrito esta descripción antes). Aislin ha heredado ese don de su madre y su abuela. Vive temorizada por que ellos puedan descubrir que es capaz de verlos, pues a esos seres no les hace mucha gracia que les vean y toman repesalias un poco... digamos... dolorosas... algo así como que te saquen los ojos. El problema viene cuando uno de ellos se muestra extrañamente obsesivo con ella.

Vive con su abuela, quien está obsesionada con la seguridad, y ha conseguido transmitirle esa inquietud constante a su nieta. Su mejor amigo es Seth, un chaval que vive en un vagón de tren abandonado con todo el caudal que le dejaron sus padres al irse por el mundo (el sueño de cualquier adolescente, o no?). Ella intenta por todos los medios que Keenan, un rey elfo, la deje en paz sin saber que ella es sólo un peón en un juego mucho más grande que ella.

Crítica:
Lo que es la historia está bien. La idea no está nada mal. Sinceramente, me parece una buena historia. No hace mucho, en la reseña de "El último elfo", dije algo así como, que me gustaría leer una historia de elfos pero en una era más cercana como por ejemplo el s. XIX. Y aquí la tengo, en el s. XXI. Estos elfos no tienen que ver con nada que yo haya leído antes, aunque ciertamente he leído pocos libros con elfos. Esta especie está sacada, al parecer, de la mitología irlandesa (si no recuerdo mal). En cuanto a los personajes, Aislin no es excesivamente tonta (lo que, últimamente, se agradece), su abuela es relativamente creíble. Keenan, no, y su madre, tampoco. Bueno, a lo mejor sí, pero aún le queda mucho para igualar a la malvada bruja de "El mago de Oz". Seth, definitivamente, no. Es un personaje Sexy y atractivo, pero resulta completamente absurdo que se muestre comprensivo cuando alguien le dice que ve elfos. Buebo, comprensivo tal vez es exagerar, pero eso de que un macarrilla mujeriego cambie de la noche a la mañana, no me convence.

Sí, sí, sí,... Una buena historia. Qué pena que el envoltorio sea horrible. No me refiero a la pasta del libro, que al menos, con mi editorial, era más bonita (aunque no guardara ninguna relación con el contenido). Me refiero a la forma en que está escrito: a bocados. Comparandolo con otros, es un alivio que se salte las cosas evidentes. Pero es que es realmente difícil imaginase las situaciones. Primero estás en un lado y de repente ya no estás. Nooo, tampoco me refiero al cambio de perspectiva (pues no siempre se centra en Aislin). Me refiero a que primero una habitación es muy amplia y de repente no pueden pasar dos personas por el mismo lugar. Y una cosa que es definitivamente "fatal" es el uso de "y se lo conté todo". Pero cuando sigues leyendo te das cuenta de que nop, no selo había contado todo. Entonces, ¿porqué dices que se lo contó todo?! Realmente mareante. Además hay algunas cosas que se repiten constantemente, una y otra vez, por si no había quedado claro. ¡Qué pesadez!

Conclusión, en este libro está bien el contenido pero no las formas dejan muuuucho que desear. Hasta el punto de ser un poco estresante.

Es un regalo aceptable, pero no merece la pena gastarse el dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)