sábado, 7 de agosto de 2010

En medio de una pelicula. Recomiendo "El retrato de Dorian Gray" de Oscar Wilde

Así me siento. Si no fuera por los llamativos carteles de las tiendas, me vería envuelta en el Londres de Dorian Gray. Bueno, si hago un esfuerzo también puedo imaginarme a mi misma por en medio de Tokio, porque creo que aquí hay mas japos que ladrillos en las fachadas. Esta ciudad es inmensa. Londres es genial. ¡Quiero quedarme aquí para siempre!



Resumen
Dorian Gray es un joven acaudalado extremadamente guapo, hermoso, y estrepitosamente inocente. Una pizarra en blanco lista para ser llenada. Entonces es retratado por Basil Hallward, un pintor de la alta sociedad y amigo de Lord Henry, un rico que se aburre mucho y se dedica a estudiar la psicología como le sale de los cojones. Lord Henry no es que sea malo, es que cree que nada vale la pena excepto las cosas que nadie valora. Vamos, que le gusta ir en contra del mundo. Cuando Basilio le habló a Lord Henry de Dorian, este se empeñó en conocerlo. Nunca se había encontrado una persona tan inocente. Ahora quería meter en esa pequeña cabeza todas sus ideas, quiso experimentar con él. O en otras palabras, probó a corromper a Dorian.


Esta es una novela para pensar. Ojo, no que te haga pensar, que lo hace, sino PARA pensar. Si leemos una pequeña biografía de Oscar Wilde, el escritor de ésta nos avisará de que este hombre tenía una forma peculiar y propia de ver la vida. A esto, yo le sumo la palabra radical. Sus palabras son muy sentenciosas, no esperan replique. Sin embargo, al final, cuando Dorian cae bajo el peso de su propia filosofía, parece que es una forma de echar por tierra toda la base de ese estilo de vida. Lo que quiero decir es que puede parecer una forma de negar todas las conjeturas hechas, una forma de decir "no es el camino correcto", como si la finalidad fuera moralizar. Pero no, Oscar Wilde no echa a la cuneta toda esa teoría de hedonismo, ya que de no haber sido por toda esa locura, no habría pasado nada. Sigo sin expresarme bien. Lo que quiero decir es que el mensaje que me ha mandado la novela no es que la teoría del hedonismo esté mal, lo que ocurre es que los que lo llevan a cabo, fallan. No son capaces de moderarse. Creen que las pasiones que hay que llevar al máximo son las previamente rechazadas por la sociedad; al final el peso de la sociedad influencia a sus conciencias y terminan por rechazar la vida. Yo creo que el éxito de la felicidad, que no es una meta sino un estado (donde leí u eso?), es la moderación. Saber lo que te gusta y hacer todo lo posible por mantenerlo. Por ejemplo, si te gusta "ver películas", adelante, puedes ver todas las que quieras. Hay miles y miles. Pero si te pasas el día viéndolas, no tendrás dinero para comprarlas, para comprar el vídeo, la tv, la electricidad, el techo... ¿Se entiende el símil?
Viajar con los ojos de Dorian Gray ha sido una aventura que no corres todos los días. Leemos toda esa crítica a la sociedad, nos llama la atención sobre todas las tonterías que hacemos con tanta frecuencia...

La novela me ha gustado muchísimo y es sin duda uno de los libros que hay que leer y releer varias veces.



Este es el grandioso Oscar Wilde, que no me digáis que no se parece a Antonio Garrido y a Iker Jimenez.
Aquí tenemos unas cuantas biografías:
Wikipedia
Biografías y vidas
Literatura y temática

Ni me he molestado en leerlas, pues a mí, la que más interesante me parece es la que venía al comienzo de mi ejemplar, y que ahora no voy a trasladar aquí, ya lo haré algún día.

Puedo asegurar que cuando vuestro profesor de filosofía os dé varios libros a elegir para hacer un trabajo, éste, aunque un poco denso, es el mejor. Te puedes sacar un sobresaliente con tan solo currártelo un poco.


Y ya está

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con esto que estás escribiendo contribuyes a una buena causa: que yo sea un poco más feliz =)